• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Alberto Soria

La cocina de la gente "bonita"

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ayer volvió a pasar. Parece que los premios sólo son para la "gente bonita". Aparentemente, la gente de color distinto al blanco, los feos por derecho propio y los étnicos no trabajan bien en la cocina. Pero si usted recorre los restaurantes del mundo y entra a sus cocinas, verá a los que nunca serán premiados. Quienes no fotografían "bien" o no tienen los rasgos "correctos" no salen. Pero son millares en las cocinas. Hacen el trabajo. Sin derecho al flash.

Seguro es que, si se organiza un premio mediático para los cocineros de África, el número uno será un blanco buena pinta. Como Tarzán. Rey blanco de la selva en territorio negro e indígena. Como se sabe, Jane le cocinaba a Tarzán.


I "Helena Rizzo es la mejor cocinera de América Latina", indica la noticia que en estos días circuló en todos los medios electrónicos.

¿Cuántas cocineras latinoamericanas fueron evaluadas? No se sabe. ¿Quiénes fueron los jueces y cuántos fueron los votos? 250 expertos, señala la noticia. ¿También fueron evaluadas y descartadas muchas mexicana y peruanas (por citar sólo dos de las cocinas latinas con origen y fama centenaria)? Silencio. No intente preguntar si también competían alguna morena o mulata. Nunca le responderán.

Rizzo trabaja en Brasil. Blanca, muy bella ("dejó los estudios de arquitectura y su exitoso tránsito por el modelaje", dice la información) para hacer pasantías con su futuro marido en el restaurante Can Roca en Cataluña. El restaurante de la pareja se llama Maní, en Sao Paulo. Abrió en 2006. Ya tiene allí a "la mejor cocinera de América Latina".

II Esto de la cocina que es, y la que aparenta ser, es de corta data. No pasa en la música, la pintura, la literatura, por ejemplo. El talento ­como se sabe­ es diverso, multirracial, y lo es más cuanto más grandes y diferentes son las regiones que abarcan la muestra.

El premio a la bella Rizzo impulsará a muchas a invertir miles de dólares en estudiar cocina. Anthony Bourdain (1), hoy estrella de CNN, piensa diferente: "Los aspirantes chef, atraídos por el señuelo de la panceta de cerdo caramelizada o los espejismos del estrellato en la Food Network, me preguntan a menudo si deberían ir a la escuela culinaria.

Suelo darles una respuesta larga, reflexiva y matizada, pero las respuesta corta es no".

(1) Bourdain, Anthony: En Crudo. La cara oculta del mundo de la gastronomía. RBA. Barcelona. 2012.