• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Guillermo Santos

¿Y la ciberdefensa qué?

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todo en el mundo ha progresado y cambiado gracias a la tecnología. Este paradigma, que es reconocido en todos los países, no lo vemos en Colombia porque nos vendamos los ojos.

Eso fue lo que pasó con la inoportuna y desafortunada denuncia de Semana de la inteligencia cibernética que el Ejército hacía desde la tienda Buggly Hacker en Bogotá. Y, como todo lo que ocurre en este país, se hicieron denuncias sobre unas supuestas ‘chuzadas’ sin siquiera haberse iniciado la investigación.

Lo peor es que, así el Ejército haya estado haciendo ciberinteligencia legal, algo que está siendo necesario en todos los países debido a la ciberguerra y al ciberterrorismo, siempre seguirá apareciendo como culpable por lo comentado en todos los medios de comunicación y por la intervención al respecto del presidente Juan Manuel Santos, que habló de ilegalidad y de algo que no se debía estar haciendo, para días después rectificar lo dicho.

Lo más increíble es que la investigación la estén haciendo jueces ineptos (aunque no todos lo son), que liberan a asesinos como “Cesarín” y meten presos a militares inocentes, y por miembros de una Fiscalía que tiene de todo menos de justa, inteligente y certera y cuya imagen, junto con la de la justicia colombiana, bien puede compararse con lo que flota en las aguas sucias de nuestro país.

Es inconcebible que algo tan necesario como lo que el Ejército estaba ejecutando con computadores, hackeando e interceptando comunicaciones de delincuentes y terroristas, porque no se ha demostrado lo contrario, se haya tildado de delito y les haya costado el puesto a militares especializados en la materia.

La verdad es que los únicos ganadores en este caso son los narcotraficantes, delincuentes y terroristas que existen en Colombia y de los cuales forman parte las FARC.

Da pesar que un país tan bello, con tanto futuro, como Colombia esté en los rodaderos de los medios de comunicación, que primero piensan en la “chiva” que en el país, y bajo la mirada y juzgamiento de una justicia que parece ser ciega y saber de todo menos de leyes e imparcialidad.

La única forma de combatir el ciberterrorismo y los ataques cibernéticos provenientes de fuerzas oscuras es la ciberdefensa, arma a la que se le ha dado una patada por el trasero a causa del acelere mediático de este país.