• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Richard Blanco

Que chasco de revolución, que charco de agua

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Realmente la situación de escasez del agua en Venezuela es muy grave. En primer lugar, muchos podremos creer que producto de la sequía que ha azotado este año es la causal de tan grave situación; pero, sin demeritar tal fenómeno natural, debemos decir también que, lamentablemente, no han sido exitosas “si es que han habido” las políticas públicas por parte del Ejecutivo nacional en esta materia, para paliar la situación.

Es el caso, por ejemplo, en el área metropolitana de la ciudad de Caracas, donde se producen diariamente racionamientos que afectan la cotidianidad de sus habitantes. No llega agua a las urbanizaciones, mucho menos a los barrios del oeste y el norte de la ciudad; la situación en el municipio Sucre es realmente de emergencia.

En el marco del foro “La crisis del agua en la Gran Caracas” organizado por la Secretaría Nacional de profesionales y técnicos del partido político Alianza Bravo Pueblo (ABP), se discutió acerca de los graves problemas que sufre la población por la mala prestación del servicio del vital líquido en la capital, refiriéndose especialmente al abandono al que están sometidos los principales embalses que abastecen al área metropolitana de Caracas, como son los casos de Taguaza y Camatagua.

El líder, fundador del partido político ABP y alcalde del área metropolitana de Caracas, Antonio Ledezma, aplaudió la idea de crear espacios donde se puedan encontrar propuestas y soluciones viables al grave problema de la carencia y déficit del vital líquido. “Uno de los objetivos prioritarios a corto y mediano plazo de cualquier organización que desee ser pionera de grandes cambios es incorporar a la gente excluida de estos beneficios, sobre todo en materia de servicios públicos”.
Señaló que actualmente uno de los problemas de Hidrocapital es que ha perdido prestigio. “Para un país es importante la capacitación del personal al frente de las instituciones”.

José María de Viana, ingeniero, profesor universitario, fundador de la Hidrología de Caracas, expresidente de INOS y expresidente de Hidrocapital, expresó estar convencido de que el problema de desabastecimiento de agua en la Gran Caracas tiene solución: “Hay que entender que los servicios públicos son muy importantes e influyen en  la calidad de vida de las personas… Hay que tener en cuenta los servicios de otras ciudades latinoamericanas, parecidas a la de nosotros, que han pasado por crisis y han logrado solucionar de manera extraordinaria sus servicios públicos, esas ciudades, como, por ejemplo, Santiago de Chile, se están convirtiendo en polos de desarrollo, inversión y empleo basados en servicios de calidad”.

Por otra parte, Martín Palmero, ingeniero y profesor especialista en el área, destacó la importancia de tomar en cuenta a los profesionales venezolanos especializados en la materia de agua. A pesar de que este problema no se puede solucionar de inmediato, destacó que “es importante empezar a tomar cartas en el asunto”.

José Ochoa, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Católica Andrés Bello, propuso a las autoridades competentes que se realicen campañas publicitarias donde se expliquen medidas pertinentes para evitar el despilfarro de agua: “Esto serviría para educar y para paliar la crisis mientras se acelera la construcción del embalse Tuy 4 que dará un gran respaldo en la cantidad de oferta de agua y con lo cual los ciudadanos podrán tener agua constantemente”.

Para finalizar, el ingeniero Norberto Bausson realizó una presentación sobre el análisis y visión de los sistemas de agua potable y servida en la región capital, destacando la problemática de la recolección, disposición y tratamiento de las aguadas servidas.

Manifestó que los ciudadanos no tienen conciencia de la grave situación del desabastecimiento del agua y el Estado no ha aplicado estrategias o políticas públicas en esta materia. En cuanto a los proyectos de saneamiento, presentan un grave problema por falta de espacios para el tratamiento. No hay continuidad en el saneamiento del río Guaire, y las leyes y reglamentos no se aplican.

Definitivamente, debo criticar enérgicamente las pésimas condiciones en las cuales se encuentran los embalses que abastecen de agua a la Gran Caracas, los embalses de Camatagua y el Lagartijo en este momento están en franco abandono; lo mismo ocurre con el embalse La Mariposa que se encuentra con altos índices de contaminación. Hace falta, señores del gobierno, construir el Tuy 4 y hacerle mantenimiento y reparaciones necesarias al resto de los embalses.

Lamento que, a pesar de que se han enviado recursos al Ministerio del Ambiente para solucionar los problemas como los botes de agua y el saneamiento del río Guaire, no se le ve el queso a la tostada. Este descuido es por la incapacidad de los funcionarios públicos que no saben aplicar medidas y política públicas que den soluciones y ofrezcan mejor calidad de vida a los ciudadanos. Qué chasco nos hemos llevado con esta revolución...

*Diputado a la Asamblea Nacional por Caracas.