• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Hector Cruces

El “cero gluten” es algo serio

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo último de la extensa lista de “dietas milagros” consiste en copiar los hábitos de un paciente celíaco.

La “dieta cero gluten” es un hábito o condición de vida que ha tomado mucho auge los últimos años; basta con mirar revistas, redes sociales, cada vez existen más “gurús” que defienden ampliamente este método de alimentación.

La moda se ha popularizado aun más luego de que celebridades del mundo artístico confesaran haberse apegado a la “zero gluten diet”: Lady Gaga, la actriz Gwyneth Paltrow y la diseñadora Victoria Beckham presumen de haberse apuntado a la fiebre de adelgazar absteniéndose de comer gluten. Adelgazar no es el único objetivo. Famosos del mundo deportivo, como el tenista Novak Djokovica afirmó que “dejar el gluten le ha ayudado a ganar más de un torneo, porque –según él– come mejor”. Otros adeptos refieren lucir un cutis más luminoso e hidratado. Sin embargo, no hay datos científicos que corroboren estas teorías.

Lo paradójico es que personas sanas desean perder peso llevando a cabo un estricto régimen dietético prescrito para tratar la celiaquía, mientras los pacientes celíacos desearían llevar adelante una dieta variada, con mayor oportunidad de balancear sus alimentos.

 

Zero gluten diet”. ¿Qué es?

Al hablar de gluten muchos lo relacionan exclusivamente con abstenerse del consumo de productos panificados. Técnicamente el gluten es una glicoproteína compuesta por gliadina y gluteína; se emplea en la industria alimenticia para dar viscosidad, espesor o volumen a una gran cantidad de productos alimenticios; se encuentra en muchos alimentos, como el trigo, la cebada, la avena, el centeno y especies afines de plantas.

En el campo de la salud la “dieta cero gluten” ha ganado terreno en numerosas investigaciones en función de mejorar la condición de vida de los pacientes que cursan con “celiaquía”, trastorno autoinmune de base genética caracterizado porque produce una mala absorción intestinal que trae consigo diversos problemas nutricionales, la gliadina ocasiona atrofia de las vellosidades del intestino delgado, lo que provoca que algunos nutrientes, por ejemplo, las vitaminas, no se absorban adecuadamente y que se presente desnutrición y avitaminosis.

No hay cura para este trastorno ni medicamentos para tratarlo, el único tratamiento que ha demostrado su eficacia en controlar la celiaquía es la instauración de una dieta sin gluten con carácter permanente. Por ello ciertos alimentos y/o productos para celíacos contienen la etiqueta Sin TACC, aun cuando en Venezuela no tenemos instituciones que certifiquen el contenido de gluten en los alimentos y tampoco se cuenta con una norma de etiquetado de productos aptos para celíacos.

Realmente, en una dieta exenta de gluten se deben eliminar todos los productos que contengan estas proteínas, que son muchos más que los panificados. Existen embutidos, lácteos, chucherías y hasta pasta dental que contienen gluten. Suponer que la dieta sin gluten es solamente eliminar panes, galletas, pizzas u otras preparaciones similares es totalmente erróneo.

 

Dieta cero gluten. ¿Panacea o realidad para perder peso?

No hay duda de que execrar de su ingesta el gluten le hará perder esos kilitos extras; tampoco es menos cierto que su alimentación será más monótona dadas las cuantiosas restricciones que se autoimpuso, como resultado estará más cansado, fatigado y hasta con mayor predisposición a enfermarse. Ahora, dejando el tecnicismo a un lado, hagamos un razonamiento en el cual impere la lógica. Sí hay una restricción de una gran cantidad de alimentos, unos buenos, otros sin muchos beneficios, pero ¿qué es lo que le otorga el beneficio a la pérdida de peso? Evidentemente el descenso calórico, mas no la exclusión del gluten. De acuerdo con algunos estudios, eliminando estos alimentos aportarías entre 400 y 500 calorías menos.

Distintas asociaciones de celíacos dejan muy claro que “no debe iniciarse una dieta sin gluten sin haber realizado previamente una biopsia intestinal que demuestre la intolerancia al mismo, por la alteración de la mucosa”.

Es por ello que, antes de iniciar una “zero diet gluten” debe tomar en cuenta que es un modo de vida prescrito en personas con un problema de salud específico. No es necesario llegar al extremo de autolimitarse de consumir todo tipo de producto alimenticio y no alimenticio que contenga gliadina y gluteína para deshacerse de los kilos, además de los significativos costos que implica mantener un estricto régimen sin gluten.

El razonamiento es claro: en un tratamiento nutricional, dietoterapia que tenga como objetivo la disminución de peso corporal a expensas de grasa corporal, son varios los alimentos que deben restringirse (no eliminar), no solo debe enfocarse en eliminar cereales y harinas, no sirve de nada. Lo ideal para bajar de peso es llevar una dieta equilibrada que contenga todos los grupos alimenticios, coma de todo pero en su justa medida, e incorpore al menos 45 minutos de actividad física diaria.

Algo de lo que sí podemos tener certeza es que dentro de tres o cuatro años nos enteraremos de que la dieta sin gluten solo resultó ser una panacea u ofrecimiento que pasará a formar parte de las extensas filas de los llamados productos milagrosos impuestos por el marketing de la industria alimenticia para comercializar sus artículos y desviar nuestra atención de los verdaderos hábitos saludables.

 

Nutricionista, dietista clínico

Estudios en alto rendimiento deportivo

MPPS 3713 - CNDV 3918

Consultas: CENTRO ODONTOMÉDICO EL RECREO. Urb. Bello Monte/ Sabana Grande, calle Coromoto entre Av. Casanova y Venezuela. Piso 1. Consultorio N° 10.

Consultas previa cita: Telf. 02129527160 - 9523064 - 04140795396

Twitter e Instagram: @SportDiet