• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Guillermo Vargas

“Qué es una cepa?

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En términos vitícolas llamamos cepa a la parte estructural y leñosa de una planta de vid; no obstante, en la lengua española también usamos  el término cepa  para señalar comúnmente a las vides cultivadas que presentan características morfológicas y fisiológicas similares que generan  un mismo tipo, llamado técnicamente variedad. 

Estas variedades son el resultado de una gran evolución de la especie Vitis vinífera L., que comienza unos 6.000 años antes de Cristo en el Cáucaso, región cercana al mar Negro, donde aparecen las primeras vides que son llevadas a Mesopotamia, Fenicia, Egipto y luego, por el mar Mediterráneo  a Creta y Grecia. Su viaje continúa hacia las actuales tierras de Italia, Sicilia, Norte de África, Portugal, España y Francia, terminando su recorrido, en Gran Bretaña, Dinamarca y Europa Central, entre el siglo I y V de nuestra era.. 

En cada una de esas regiones la vid estuvo plantada en diversos climas y suelos, bajo diversas técnicas  de cultivo. Sufrió  adaptaciones, mutaciones, cruzamientos naturales y una gran selección por parte del hombre, quien escogió las mejores cepas en relación con su adaptación al medio, producción de uvas y calidad de su bebida fermentada, llamada vino. Esto produjo una gran variabilidad dentro de la especie y se generaron los distintos  tipos actualmente existentes, que representan las variedades de vid nativas de diversas zonas europeas.

Las variedades de vides para vino cultivadas actualmente en el mundo provienen casi exclusivamente de cepas nativas de Francia, España, Italia, Portugal, Alemania y países de Europa Oriental, las cuales han sido introducidas desde allí a  Estados Unidos, Canadá, Sur África, Nueva Zelanda, Australia, México, Argentina, Chile, Brasil, Uruguay, entre otros, y a zonas tropicales en naciones  comoVenezuela, Perú, Colombia, Brasil, India, Tailandia e Indonesia, entre otros, donde integran  los viñedos para vino.

Estas variedades cultivadas en el ámbito  mundial conservan sus características morfológicas, fisiológicas y organolépticas, porque solo se propagan por multiplicación vegetativa, es decir, por estacas, injertos y micro propagación de tejidos, para conservar su pureza genética en el tiempo. Algunas muy conocidas son Cabernet Sauvignon, Pinot Noir, Merlot, Tempranillo, Syrah, PetitVerdot, Malbec, Chardonnay, Sauvignon, Riesling  y Chenin Blanc, entre otras.