• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Jorge Paz

El que se cansa, pierde

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Medir una expresión por su significado en el tiempo y espacio de una determinada situación política nos lleva inexorablemente a analizar las causas o razones que se tendrían para espetar como un llamado de guerra, lemas que quedarían en la memoria del colectivo para siempre alimentando el espíritu con la esperanza de un futuro mejor.

Esto ha sido muy bien comprendido por políticos de todo el mundo, que en su momento han sabido aglutinar en una frase el sentimiento del momento, ejemplo de ello y de una forma aleccionadora el del desaparecido político y candidato presidencial colombiano Luis Carlos Galán en su célebre "Ni un paso atrás, siempre adelante".

Leopoldo López, en Venezuela, no es la excepción, solo habría que revisar su historial de lucha y activismo desde que decidió dedicar su vida a la política de manera exitosa, convirtiéndose incluso en el cuarto Alcalde electo por voluntad popular del municipio Chacao, corazón económico y comercial del área metropolitana y estado Miranda, culminando su gestión en el año 2008 con un 95% de aprobación ciudadana (situación inédita en Latinoamérica) y habiendo ganado el tercer lugar ese mismo año el World Mayor Award, premio que se otorga a nivel mundial por las contribuciones significativas al bienestar de su comunidad.

El régimen del fallecido Hugo Chávez, aterrado y alertado con la intención de Leopoldo de llevar ese bienestar a otras parroquias como candidato a la alcaldía Metropolitana que reúne un número importante de sectores populares, inicia la cacería de brujas que comenzó con la inhabilitación política por 6 años a ejercer cualquier tipo de cargo público a través de un proceso administrativo sin ir a un juicio que le diera la oportunidad como ciudadano de presentar su derecho a la defensa.

Dicha situación lo lleva a presentar su caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, proceso que finalmente en el 2011 sentenciaría este tribunal que habían sido lesionados, vulnerados y limitados sus derechos políticos desatendiendo lo que claramente expresa la propia constitución venezolana y la declaración universal de los derechos humanos, este fallo obligaría de forma oscura y poco transparente al Tribunal Supremo de Justicia a declarar inaplicable el veredicto.

Durante los últimos 5 años, Leopoldo ha sido forzado a desistir, inclusive a ser candidato presidencial, así pues que pacientemente y de la mano de su partido progresista democrático Voluntad Popular ha llevado el mensaje por toda la nación de lo que ellos mismo denominan
"el mejor país" de manera incansable sorteando todo tipo de obstáculos detenido ilegalmente en los actuales momentos, nos dejó para el hoy y el mañana: "El que se cansa, pierde".  Yo agregaría: " ... y mucho", si no pregúntele usted a un cubano.