• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Gustavo Roosen

La calidad se mide

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el ranking MBA presentado este año por América Economía Intelligence, el IESA ocupa la octava posición, tres escalones por delante del alcanzado en 2013. Visto desde la perspectiva país, esta ubicación del IESA entre las mejores escuelas de negocios de América Latina estimula la reflexión sobre temas de interés permanente como la calidad y pertinencia de la educación, el valor de la evaluación y la acreditación, el peso de la globalización en la definición de modelos institucionales y de aprendizaje, la visión de país que se revela en cada política educativa.

La calidad en la educación no puede ser simple expresión de aspiraciones. Comienza con la calidad de los educadores. Así ha sido históricamente. Los países con mejor calidad educativa son aquellos en los cuales la formación del maestro comienza con la selección de los mejores. Así lo han entendido actualmente incluso países muy cercanos al nuestro –Ecuador es un caso– en los cuales se han puesto en marcha procesos de evaluación y mejoramiento de las universidades junto con audaces programas de formación de cuarto nivel en las más prestigiosas universidades del mundo y la contratación de profesores extranjeros altamente calificados para sus centros de educación superior. Frente a la pérdida de perspectiva sobre el sentido de país y la tentación del despilfarro, se impone el criterio de la inversión con destino verdaderamente productivo: la inversión en talento y en apertura de oportunidades para su desarrollo.

Dada la multiplicidad de criterios sobre la definición de calidad aplicada a la educación, el recurso a la evaluación, la acreditación y la comparación abre la posibilidad de concretarla, de volverla operativa y medible, y de orientar los cambios que permitan alcanzarla. Las instituciones educativas serias han asumido la autoevaluación como un proceso interno exigente y sistemático que les permite analizar objetivos, recursos, programas, procesos y resultados. Solo después dan paso a la acreditación por terceros y a la comparación con otras instituciones. Someterse a un proceso de acreditación es de alguna manera un mecanismo de rendición de cuentas, pero muy especialmente un instrumento para medir la calidad y para comprometerse con la excelencia. Medirse es una prueba de seguridad en la propia institución pero sobre todo la expresión de que se quiere mejorar. Es imponerse metas y tareas, someterse a la mirada de otro y asumir la obligación de demostrar periódicamente progresos visibles tanto en la atención a las debilidades como en la consolidación de las fortalezas. Aceptar la comparación es manifestar la intención de compartir, de activar formas de colaboración, de establecer sinergias, de aprender.

Desde la visión de los analistas son varias las razones que convierten al IESA en una de las mejores opciones para estudiar maestrías en administración y negocios en la región. Aprecian en particular el hecho de contar con 3 de las más importantes acreditaciones internacionales (Aacsb, AMBA y Equis), condición compartida con solo 7 escuelas de Latinoamérica y menos de 1% de las escuelas de negocios del mundo. El resultado de la comparación con las otras instituciones analizadas, 40 en total, alerta sobre la necesidad de incrementar el trabajo de investigación y publicación en revistas arbitradas de prestigio internacional, de atraer y retener talento profesoral, de consolidar los esfuerzos de internacionalización, debilitados hoy en buena parte por la situación del país y la visión que de él se tiene en el exterior.

La cercanía de los 50 años del IESA, fundado en 1965, debería ser la oportunidad para insistir en esos propósitos y en una experiencia que ha hecho de él un modelo de escuela de negocios orientada tanto a la formación de gerentes públicos como privados y con énfasis en políticas públicas, emprendimiento y energía y ambiente. La comparación con sus pares del continente le asigna un lugar destacado, da fe de su buena calidad, pero muy especialmente le anima a ver en sus propias fortalezas el camino para superarse.

nesoor10@gmail.com