• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

José Luis Ávila

“Algo bueno tiene que pasar”, dice Yordano

autro image
Yordano

Yordano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El miércoles 5 de noviembre asistí a una pequeña reunión para celebrar el aniversario de una amiga entrañable. Llegué justo cuando los presentes cantaban cumpleaños feliz. Minutos después todos comíamos torta y festejábamos la amistad.

El reloj marcaba las 8:30 de la noche y la madre de la cumpleañera quiso retirarse a descansar. Tres compañeros se dispusieron a acompañarla al carro para su seguridad.

Transcurría la fiesta y de pronto llegaron los amigos sin sus pertenencias, golpeado uno, y atemorizados todos.

La homenajeada salió corriendo para obtener noticias sobre su progenitora, mientras todos, entre la rabia y el espanto, conversamos con las víctimas sobre el suceso.

Las sonrisas se acabaron. La torta volvió a la caja, la bebida a la nevera y nos fuimos a casa entre sentidos abrazos.

Cuando regresaba con el corazón apretujado, recordaba la experiencia vivida días atrás en el Teatro de Chacao, durante el concierto que Yordano ofreció para celebrar los 30 años del disco negro, el mismo que lo catapultó al estrellato en 1984.

Esa noche fue conmovedora mucho antes de empezar. El cantante había revelado en el programa de Ismael Cala que padecía de cáncer y lloró frente a las cámaras. El ídolo padecía una terrible enfermedad en Venezuela, un país en el que escasean las medicinas para curarse.

Me dispuse entonces a aprovechar la ocasión para llorar tanto inconveniente y sueño roto. Hablo por mí, por el país, por la ciudad, por todos.

Yordano apareció en escena cantando “Por estas calles”, ese canto de protesta que sigue vigente desde hace 20 años, y el moco no tardó en aparecer. “Prefiero llorar de una vez”, dijo al terminar la canción y todos con él.

No pude dejar de notar que la gente no solo lloraba por su ídolo enfermo, también por todo lo que él simboliza: la vida que tuvimos, la Caracas que se fue y lo jodido que se volvió todo.

Soy un declarado amante y promotor de esta ciudad, así que la primera estrofa de “Vivir en Caracas” –“Cuenta la leyenda que antes todo era mejor. Cuenta la leyenda que se podía caminar”– me fulminó.

Puertas afuera, nos esperaba la ciudad devenida en amenaza, confirmada aquella noche en la que el cumpleaños de mi amiga tuvo que concluir inesperadamente por la inseguridad.

Yordano ha escrito la banda sonora del país. Este mismo año sacó una canción llamada “Manifiesto”, en la que afirma, “no es solo un color, son todos”. Siempre componiendo desde el equipo de los optimistas. Siempre invitándonos a cantar: “Algo bueno tiene que pasar. Algo bueno tiene que llegar”.

Posdata: Yordano se presentará nuevamente los días 9 y 10 de noviembre, en el Teatro de Chacao, antes de partir a Estados Unidos para un transplante de médula. Una de esas fechas será a beneficio de su tratamiento y la otra se destinará a ayudar a Migdaler Acosta, una chica de Maracay que también requiere la misma intervención. ¡Vayamos todos!