• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Nicolás Bianco

Por la autonomía académica

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La condición de ser una universidad es indivisible con ser a su vez autónoma. Una universidad es una institución de educación superior libre, plural, diversa, creadora, democrática. Todos sus objetivos y funciones poseen como común denominador la búsqueda de la verdad.

El caso de la Universidad Central de Venezuela es particularmente especial. Su autonomía proviene de la voluntad emancipadora de nuestro Libertador Simón Bolívar (junio, 1827). En su transitar histórico, la Ley de Universidades de 1958 le otorgó respaldo jurídico a su régimen autonómico e institucional. Luego de la promulgación de la Constitución Nacional de 1999, el régimen autonómico de las universidades públicas autónomas posee rango constitucional (artículo 109).

El corazón de la autonomía universitaria reside en los objetivos, la estructura, los productos y la constante innovación de su academia. Mientras más sólida y prospectiva es la academia, mayor fortaleza provee al carácter autonómico de la universidad. De allí que durante los últimos seis años y ocho meses, el Vicerrectorado Académico de la UCV, y en particular cerca de doscientos docentes, hemos asumido la misión de concretar definiciones, políticas, estructuras, planificación estratégica, sistemas, intercambios nacionales e internacionales, visibilidad en el ciberespacio y productos bajo la trilogía operativa de la integración, la sinergia y la gerencia con el objetivo superior de consolidar las plataformas de la nueva academia ucevista.

Son profesores en funciones directivas o integrantes de los 17 consejos académicos (también conocidos como consejos centrales) que son la voz plural de nuestras 11 facultades y sus diferentes estructuras. Son fluidas las interacciones con las otras instancias rectorales y/o decanales así como con las comunidades docentes y estudiantiles de pre y posgrados. El valioso trabajo de nuestra planta laboral profesional, de empleados y trabajadores universitarios completa la ardua pero apasionante misión.

Someter presencia, publicaciones y productos al juicio de nuestros pares sobre todo en la región latinoamericana ha sido una variable fija de nuestra gestión. El ranking QS Británico de 2014 coloca a la UCV en el puesto 27 de las primeras 300 universidades de la región. Lo consideramos muy promisorio.

En breve ofreceremos resultados del rendimiento estudiantil (2010-2014) por asignaturas así como un análisis profundo de la planta docente (activos y jubilados) que nutren nuestra academia. Somos la primera universidad nacional que a través de sistemas propios ha iniciado la autoevaluación de sus 420 cursos de posgrados. El esfuerzo de mantener la información impresa y virtual es sostenido y fundamenta aún más la doble condición de la UCV actual: presencial y virtual. 

Sin embargo, todos estos primeros logros de la nueva academia ucevista se encuentran en grave peligro de desaparecer por causa de la dictadura imperante, no solo por  perpetradores de la guillotina presupuestaria y la subversión de los órdenes institucional, académico y operativo de la UCV y de las universidades públicas y privadas democráticas, sino por el montaje masivo y secreto de estructuras, programas y graduaciones de miles de ciudadanos venezolanos destinados a saturar el mercado laboral y excluir los egresados de pre y posgrado de nuestras universidades.

Alerto de nuevo a los estudiantes y a sus familias en toda la nación para que enfrentemos estos planes. Salvemos nuestras verdaderas universidades y rescatemos a Venezuela.

@nbiancoucv