• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Vladimir Villegas

Un año de Vladimir a la 1

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Justo hace un año iniciamos en Globovisión una nueva etapa de nuestra carrera como profesional de la comunicación social. El 29 de julio de 2013 tuvo lugar la primera emisión del programa Vladimir a la 1, un espacio que se propuso el objetivo de convertirse en una referencia de diversidad, debate, participación de la audiencia y abordaje de los más complejos y variados temas desde una perspectiva de respeto tanto a los invitados como  a los televidentes. 

Desde ese primer programa, en el cual  tuvimos como primer invitado al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, hemos hecho todo lo posible por darle a la teleaudiencia una hora dedicada a analizar todos los temas de interés nacional, principalmente en los campos de la política y la economía, sin dejar por fuera, como es natural, otros asuntos que forman parte de la zona de interés, como la salud, la cultura, la religión, la ecología, la sexualidad, el deporte, la historia,  y el espectáculo.

Por Vladimir a la 1 han pasado desde el presidente Nicolás Maduro, con quien hicimos un especial desde Miraflores, hasta los representantes de la diversa oposición venezolana, en sus versiones más  y menos radicales. Voces de los nuevos liderazgos, políticos, juveniles y estudiantiles,  como Miguel Pizarro  o Robert  Serra,  y de quienes tienen larga experiencia, como Ramón Guillermo Aveledo, Eduardo Fernández e Isabel Carmona, o Fernando Soto Rojas. Desde la economía, con enfoques como el de Pedro Palma o José  Miguel Uzcátegui, hasta el humor, con el eterno candidato, Benjamín Rausseo, mejor conocido como “er Conde del Guácharo”, y el moreno Michael. Hemos recibido también a artistas como Rudy Márquez, o a jóvenes talentos como el director de orquesta Jorge Luis Uzcátegui.

Lo importante es que hemos querido, y ojalá lo hayamos alcanzado, realizar  un programa que no le haga concesiones a esquemas polarizadores  y reduccionistas que durante largo tiempo impidieron mostrar a las  audiencias las realidades de  una sociedad,  más allá del blanco o negro; que hay tonos, matices, variaciones que deben ser expresadas porque su ocultamiento atentaría contra el derecho de los ciudadanos a estar bien informados, bajo lo que ha sido durante este tiempo santo y seña del canal y también de Vladimir a la 1, un periodismo responsable y veraz.

También hemos  querido darle preeminencia a la temática  del  diálogo como mecanismo democrático y civilizado para procesar las diferencias y construir consensos que permitan solucionar muchos de los graves problemas que tenemos en Venezuela. Por ello, también hemos contado con calificados exponentes en esta materia.

Es imposible dejar de lado el rol que la audiencia ha cumplido  durante este año. Cómo no agradecer los innumerables  mensajes que día a día nos llegan vía Twitter. Sin excepción,  agradecemos a quienes se toman la molestia de escribir para formular sus preguntas y hacer reflexiones. Gracias también, y muy especialmente, a quienes nos escriben para criticarnos. La crítica, con o sin fundamento, la crítica respetuosa y también la irrespetuosa, todas, son necesarias, porque nos obligan  a revisarnos, y nos recuerdan  que la hipersensibilidad es una mala consejera no sólo para quienes ejercen cualquier forma de poder, sino también para los comunicadores sociales.

Ramo Verde

La Fiscalía General de la República y la Defensoría del Pueblo deben investigar la denuncia de maltratos físicos contra varios detenidos en Ramo Verde, formulada por la alcaldesa de San Diego, Rosa de Scarano. Más allá de cualquier otra consideración que no viene al caso, es inaceptable  este tipo de comportamiento por parte de quienes tienen  la tarea de custodiar cualquier centro de reclusión. El Estado es el responsable de la integridad moral y física de las personas privadas de libertad, por lo tanto cualquier acto contrario a este principio debe ser castigado conforme a la ley.