• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Freddy Lepage

2015, año de alpargatas

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Quiero comenzar esta columna con una cita del presidente Pepe Mujica de Uruguay en entrevista publicada por el diario ABC de España, con motivo de la culminación de su mandato. Al final de su intercambio con el periodista, Mujica se refería a lo que ha sido una práctica inveterada, una suerte de complejo determinista, de nosotros los latinoamericanos: “Vivimos mucho tiempo a espaldas de nosotros mismos, culpando de nuestros problemas a Europa y Estados Unidos. No queríamos asumir nuestra responsabilidad”. Para luego sentenciar lapidariamente: “Es más fácil culpar a otros...”.

Traigo esto a colación luego de leer algunas de las afirmaciones de Maduro (emulando al comandante eterno, por supuesto) sobre la profunda crisis en la que está inmersa Venezuela y los orígenes de la misma, que no son consecuencia del mal manejo de su gobierno. Por cierto, esta postura, no está en sintonía con lo que señalan –en una altísima proporción– los sondeos de opinión sobre la situación del país y sus principales problemas. Las respuestas apuntan hacia el presidente de la república y su entorno como los responsables de la inseguridad, el desabastecimiento y la escasez, la inflación y pare usted de contar...

Pero, veamos algunas de las “perlas” que ha soltado en sus cadenas nacionales, cuando de hablar de las causas se trata: “La oposición tiene la culpa por la crisis que vive el país”.Pregunta que brota sola sin que nadie la llame. ¿Acaso la oposición tiene funciones de gobierno? Si acaso las tiene en tres gobernaciones y varias alcaldías, asfixiadas económicamente porque el Ejecutivo no les envía los recursos que les corresponden y, en muchos casos, le ha creado gobiernos paralelos para opacar la gestión de gobernadores y alcaldes.

“Existe una guerra económica de la oligarquía apátrida y del imperio para hacer fracasar su gestión”. Bien, esta cantaleta tiene ya un tiempo largo que derivó en el llamado “Dakazo”, cuyo efecto han tratado de replicar sin éxito alguno.

Ahora, nos vienen con el cuento del “bloqueo financiero” creado por las “perversas” calificadoras de riesgo –expresión máxima del capitalismo salvaje, claro está– que impiden que la nación tenga acceso a créditos y financiamiento internacional a bajos intereses. Según estas empresas que no actúan por capricho, Venezuela tiene el mayor riesgo país del mundo, lo que, en consecuencia, significa que los préstamos serían a 35% de interés, Maduro dixit. Lo que hace demasiado onerosa –por no decir imposible– cualquier operación financiera internacional, sobre todo ante el barranco petrolero en desarrollo.

Finalmente, Maduro asevera que el dólar paralelo no existe, sino que “lo quieren imponer como instrumento de guerra financiera, monetaria, psicológica y política”. Entonces, sí existe...

Como consecuencia de este panorama tan crítico no queda otra que recordar lo dicho, alguna vez, por un presidente democrático aficionado a los refranes: “A sacar las alpargatas que lo que viene es joropo”. 2015 será un año de muchas penurias y dificultades, que obligan a tomar decisiones que apunten a no seguir profundizando la catástrofe actual. ¿Le prestará atención Maduro a las palabras de Mujica y agarrará el toro por los cuernos?

Twitter @Freddy_Lepage