• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Pedro Llorens

El águila se convirtió en pajarito

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más que por su obra (escasa, costosa, mal hecha, inconclusa, fea, tardía…), Corazón de Mi Patria será recordado por farolero (vano, ostentoso, mentiroso, metiche…) y por cosas aún más feas que tienen mucho que ver con la constitucionalidad (condensada en un librito chiquito, que a cada rato muestran sus devotos, en el que aparece todo lo que dejan de cumplir): con la patria a la que tanto nombran y a la que tanto engañan, con el manejo personal (y en beneficio propio) de la inmensa renta petrolera y con las cacareadas independencia y soberanía, por primera vez en la historia entregadas descaradamente a otras naciones.

China rechazó la oferta que le hizo el Gobierno para que se encargara de Corpoelec, con soberanía y todo, como lo explicó José Suárez Núñez (Petrofinanzas, Tal Cual (01/04/13); y Cuba dirige y maneja soberanamente la república bolivariana de punta a punta, desde las alturas del poder hasta el negocio de las ambulancias, en muchos casos convertidas en vivienda familiar: “¿Para qué dejaron aquí estas pantaletas?”, pregunta un conductor… “¡Para oxigenarlas papi…!”, responde la mujer.    

El Banco de Desarrollo Social destinó 55,6 millones de dólares a la construcción de una central hidroeléctrica de fuel oil de 175 megavatios en Cuba, mientras progresivamente se oscurece el territorio nacional, y financió la ampliación del aeropuerto internacional Juan G. Gómez y la ampliación del terminal del aeropuerto internacional José Martí, ambos en Cuba (en Nicaragua informan que la cooperación de Venezuela ascendió a 765 millones de dólares).

La única posibilidad de que Corazón de Mi Patria trascienda el endiosamiento pre y post mórtem, fuegos fatuos al fin y al cabo, y pueda escalar algunos centímetros de inmortalidad, está en que el próximo gobierno sea peor que el suyo, lo cual sólo puede ser posible con el triunfo electoral de Pánfilo, no sólo por aquello de que segundas partes nunca fueron buenas, sino porque el ahora devoto, secuaz y tragasantos, fanático de la revolución cubana, con mentalidad de “pionero” (boy scout cubano) es incapaz de una idea propia y, lo que es peor, de entender ideas ajenas.

Empeñado en agradecer más de la cuenta a Corazón de Mi Patria por los favores recibidos, le atribuyó haber influido para la escogencia del argentino Jorge Bergoglio como nuevo papa; y no contento con este pinchazo, confundió al “águila que no caza moscas” con un pajarito chirriquitico que lo miraba y le silbaba supuestas bendiciones para la batalla electoral.