• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

César Miguel Rondón

Vergüenza nacional

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Días atrás estuvo acá en el programa el analista político Ricardo Ríos y comentó que para el régimen lo único importante es mantenerse en el poder. Por mantenerse en el poder sacrifican absolutamente todo, empezando por el bienestar de los venezolanos. Aludió Ríos a esa elocuente declaración de Jorge Giordani en su carta donde reveló cómo todas las finanzas del año 2012 se vieron sacrificadas para que Hugo Chávez pudiese ganar las elecciones ese año. Las consecuencias las estamos pagando ahora en este desmadre financiero que tiene el país. Un buen ejemplo de que lo único que importa es que el régimen se mantenga en el poder, y no el bienestar del pueblo, son las declaraciones insólitas, ofensivas, indolentes e inaceptables de la señora Gabriela Ramírez, defensora del pueblo.

Que recordemos, jamás esta señora ha defendido al pueblo. Jamás. Sólo ha defendido al régimen. Y su declaración reciente, con relación a la solicitud de los médicos de declarar la emergencia humanitaria, es grave. La reseña El Nuevo País: “Es desproporcionado declarar en emergencia la salud”. A ver, señora Ramírez, usted evidentemente no tiene a nadie cercano sufriendo una enfermedad importante. Usted no tiene a nadie que esté desesperado buscando un medicamento o algún instrumento para poderse realizar un examen. Usted, seguramente si tiene alguna afección de salud saldrá en algunos de estos tantos aviones privados que ahora abundan en los pequeños aeropuertos del país. Algún chequeo, obviamente en Miami, porque usted no viajará a Cuba. Es una pena que usted ponga por delante su bienestar personal, el de su partido, el de su gobierno, por encima del bienestar del pueblo. Usted, en honor a la decencia, debería renunciar de inmediato. Es un problema de vergüenza nacional.

A todas estas, en lo que a las claras es la implementación de una tarjeta de racionamiento, el presidente Nicolás Maduro ayer anunció el “plan biométrico”, y el joven Andrés Eloy Méndez dice que para el año que viene todo se va a comprar con esta captahuellas que humilla y limita a todos los venezolanos. Maduro dijo: “Se harán ajustes en algunos productos pero no a los precios que la burguesía quiere. Esta burguesía qué esta pidiendo ¿que igualemos los precios a los de otros países? ¿Eso es lo que están pidiendo? ¿Ese es el modelo económico que ellos dicen que quieren instaurar en Venezuela?” Palabras huecas y altisonantes.

Lo lamentable es que el señor Maduro anoche no le dijo al país ni le dio explicaciones sobre un misterioso viaje a Cuba. Leo: “Fidel Castro recibió a Nicolás Maduro en Cuba. El líder cubano recibió el martes –antier- la visita del presidente venezolano Nicolás Maduro, a quien elogió su implicación en la crisis de Gaza con el envío de ayuda humanitaria”.

A ver, dice que fue a cumplirle la promesa que le había hecho por su cumpleaños. Pero uno tiene derecho a preguntarse: cuando a Nicolás Maduro le renuncia el gabinete en pleno, lejos de ocuparse de esa reestructuración de gabinete, sale a Cuba, ¿es que hasta eso lo tiene que consultar? ¿Tanto depende de Castro para todo? ¿Por qué no le explicó anoche al país ese viaje relámpago a Cuba?

Eso también es un problema de vergüenza de nacional.