• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Alexander Cambero

Venezuela resiste…

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

Parece dormir como un lagarto prehistórico olvidado en un socavón misterioso; sin embargo, Venezuela suele despertar para iniciar la transformación de sus esperanzas. Este régimen ha tratado de destruir cualquier resabio de nuestra libertad, sus métodos quisieron vulnerarnos hasta reducirnos al triste papel de ver morir los sueños. Como en un arrebato arrancado de su historia, ha vuelto a emerger de las confusas profundidades para conquistar el cambio requerido. Los venezolanos somos profundamente luchadores, somos insometibles cuando se trata de defender al país. Es el resguardo del suelo sagrado, la tierra que escolta celosamente toda nuestra herencia. Que unos hijos malévolos nos quieran conducir al despeñadero no es óbice para sostener los principios democráticos. Ellos son parte de unos huesos irrompibles, su trascendencia en el tiempo se mantendrá con el concurso de millones de ciudadanos asqueados ante la ignominia que representan las huestes oficialistas.

Esta epopeya de esta generación nos enseñará que jamás debemos cruzar el pantano para abrazarnos con la mentira edulcorada; que creer en liderazgos mesiánicos termina convirtiendo al elegido en un nuevo tirano. Un personaje que opta por robarles el destino a los pueblos para elegirse en emperador. Fue eso lo que ocurrió con Hugo Chávez, millones de incautos se envolvieron con el espanto. No les importó su origen violento y corrieron tras su huella de intrépidas incursiones en los atajos, destruyó al país desde su currículo de iniciador del desastre. Luego sus herederos se encargaron de seguir asaltando los dineros del Estado para convertirse en potentados. La historia la conocemos todos: una crisis de proporciones monumentales es huésped en los estómagos del país. Una corrupción que serpentea como peste bíblica, se levanta entre las caricias del botín para robárselo todo. Unos malhechores que disfrazados de redentores escupieron en las cenizas de nuestros héroes. Estamos en la hora de la patria, resistió de manera heroica para imponerse ante los pesares; llegamos al punto en donde Venezuela recupera su grandeza…