• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Omar Ávila

Venezuela necesita un viraje en su economía

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Comienza el año 2015 y los venezolanos seguimos a la espera de unas medidas económicas serias, viables y que le den un verdadero viraje a este desastre que nos ha llevado a ser cada vez más pobres.

Un Estado tan rico como ha sido Venezuela pasó a ser el país con la más alta inflación del continente; con un presidente que insiste en que esta crisis es “inducida” y producto de una fulana “guerra económica”, cuando la única guerra a la que nos enfrentamos los venezolanos es la de estirar los reales para poder medio comer lo que se consiga en los mercados y sobrevivir al hampa desbordada, situación que nos sitúa como el segundo país con más homicidios, con una tasa de 82 por cada 100.000 habitantes.

Cómo decir que tenemos un país exacerbado en su consumo, cuando sabemos que es solo un término para justificar la escasez. Me pregunto: ¿en qué otro país de Latinoamérica hacen falta productos de primera necesidad? Tristemente, la situación por la cual atravesamos los venezolanos es típica de regímenes que se la dan de socialistas, y los gobernantes lo único que saben hacer es echarles la culpa a los demás de sus errores para no aceptar su fracaso e ineptitud.

Da pena ajena escuchar a Maduro hablar de una “caotización de precios” –termino inexistente– y de vernos la cara de bolsa al pensar que podemos creerle que en el año que recién comienza tendremos un crecimiento superior a 4%.

Según cifras del BCV, la inflación anualizada llegó a 63,6% –maquillada y todo– y sigue en alza evidente, y lo que no dice Nicolás es que en alimentos la misma fue de 92,9%. Cifras, obviamente, muy por encima de cualquier aumento recibido a lo largo de este año.

Por otro lado, tenemos que la industria retrocedió 4,4% en el tercer trimestre; la construcción, 10,1%, y las importaciones privadas, 12,3%. Este es el país que tenemos: crisis por todos lados.

Otras preguntas que vienen al caso: ¿cuándo vamos a salir de la recesión? ¿Cuáles son las medidas que se van a tomar para mejorar la inflación? ¿Cuál fue el resultado de la gira de Rafael Ramírez por China, Irán y Rusia?, y la más importante entre muchas otras que pudieran engrosar esta lista de inquietudes: ¿será que la “guerra económica” se combate comprando armas chinas?

A fin de cuentas, lo único que se apreció de la alocución del primer mandatario es que va a seguir con una venda en los ojos, tapones en los oídos y una lengua bien suelta, con la que nuevamente anuncia medidas que no termina diciendo cómo serán; situación que ayuda al alza del dólar paralelo.

Nos espera un 2015 con un gran hueco fiscal y al gobierno no le va a quedar otra que seguir imprimiendo billete inorgánico. Esto, sin lugar a dudas, nos coloca en un peligro mayor en lo que a inflación se refiere.

Le recomendamos al gobierno eliminar los gastos suntuarios en su totalidad, al igual que una cantidad de partidas innecesarias del presupuesto, viceministerios, institutos, ministerios, que han sido creados por esta administración y que lo único que han logrado es aumentar la burocracia y la corrupción. Igualmente, le aconsejamos que recorte los envíos de petróleo a Cuba, cobrarle la deuda a Nicaragua, así como el replanteamiento de las condiciones a Petrocaribe.

En definitiva, aquí lo que hace falta es incentivar la inversión; el problema no es circunstancial, sino estructural. En resumen, más que tomar medidas económicas, hace falta un cambio de modelo, como hemos venido diciendo, un viraje de 180 grados.