• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Carlos Sánchez Berzain

¿Es Venezuela un narcoestado?

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El término “narcoestado” se puede explicar desde concepto “política profunda” desarrollado por el investigador Peter Dale Scott como “la simbiosis entre los gobiernos (y en particular sus agencias de inteligencia) y las asociaciones criminales”. Narcoestado es un neologismo que describe a un país en el que las instituciones políticas y sus principales autoridades forman parte de la comisión del delito de narcotráfico que es “la actividad ilegal consistente en el cultivo, fabricación, distribución, venta, control de mercados, consumo y reciclaje de estupefacientes o drogas”. Con este marco de referencia y observando la realidad objetiva, preguntamos: ¿es Venezuela un narcoestado? 
Desde los albores del gobierno de Hugo Chávez hubo denuncias y sospechas sobre la implicación de autoridades de su gobierno en el narcotráfico. La relación con las FARC y la protección demostrada del régimen venezolano a la operación de esta guerrilla en territorio Colombiano, el respaldo logístico, “no solo en el tráfico de armas sino también de drogas”, fue uno de los indicadores directos de esta situación. La expulsión de la DEA por Hugo Chávez el año 2005 fue otro indicador importante. El Informe de Naciones Unidas que señala a Venezuela como la “fuente de más de la mitad de la cocaína incautada en el mar rumbo a Europa”, es otro señalamiento. 
El gobierno de Chávez fue reiteradamente acusado y se le exigieron explicaciones respecto a la protección de los llamados “narco generales”. Líderes de oposición y de opinión pública en Venezuela cuestionaron permanentemente los “indicios demasiado abundantes” sobre que el país se estaba convirtiendo en un narcoestado. 

La extradición de Walid Makled, considerado uno de los 5 más importantes narcotraficantes del mundo, realizada el año 2011 de Colombia a Venezuela y no a los Estados Unidos, marcó nuevamente el tema. Makled había declarado que “tenía 15 generales venezolanos (cartel de los soles), al hermano del ministro del Interior y a 5 legisladores a favor del gobierno en su nómina de un millón de dólares mensuales”. Sobre el particular, Hugo Chávez declaró que habló con el presidente Santos de Colombia para pedir la extradición a Venezuela y no a los Estados Unidos y se defendió señalando que “la declaraciones de Makled forman parte de un complot de los Estados Unidos”. 
En septiembre de 2013 se incautaron en París, casi 1.400 kilos de cocaína procedentes de Caracas, en un vuelo regular de Air France, por un valor de 270 millones de Euros. Ante este hecho el líder de la oposición Henrique Capriles pidió sanción para “peces gordos” y preguntó si “¿esto es un narcoestado?”; agregando que “aquí es vox populi cómo el narcotráfico está de fiesta” en Venezuela. 

Ahora llegó el caso del general Hugo Carvajal, ex jefe de inteligencia del régimen dictatorial venezolano, detenido en Aruba (Estado autónomo del Reino de Holanda) a pedido de Estados Unidos por estar acusado de narcotráfico. La reacción del régimen venezolano fue inmediata y violenta, alegó que el detenido había sido nombrado cónsul general de Venezuela aunque no recibió la aceptación, Nicolás Maduro lo defendió diciendo que se trataba de un diplomático víctima de secuestro e hizo del tema una cuestión de Estado. Luego agregaría que se trataba de un “chantaje del imperio”. 

Las sindicaciones por narcotráfico contra el general venezolano Carvajal no son recientes, el propio Hugo Chávez ya lo defendió públicamente frente a denuncias que lo vincularon al narcotráfico y al asesinato de dos militares colombianos. 
El fiscal mayor de Aruba Peter Blanken dijo a CNN que “la justicia de la isla determinó que el arresto fue correcto y legal”. Pero el gobierno de Venezuela –tratando el tema como asunto de estado- ejerció presiones políticas, diplomáticas, económicas e incluso militares y el acusado Carvajal fue liberado, para ser trasladado a Venezuela donde fue recibido “como héroe” por Cilia Flores la esposa de Nicolás Maduro y por el Canciller venezolano. Después, el nuevo héroe de la dictadura venezolana del siglo XXI fue llevado al III Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela donde lo recibió Maduro lo abrazó y dijo públicamente: “Nos hiciste sufrir, oíste”, agregando “Nos asustaste, teníamos un susto adentro cuando estabas allá”. 

Al parecer ya lo lograron y desde el gobierno de Venezuela ya respondieron a la pregunta: ¿es Venezuela un narcoestado?