• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Valentín Arenas Amigó

Venezuela, una democracia simulada

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo que después resultó ser una revolución copia de la cubana, le fue presentada al venezolano como una democracia participativa para  esconder así la autocracia comunista que después fue impuesta. Esta estrategia, aconsejada seguramente por Castro pata evitar una reacción negativa en un país que vivió en democracia durante cuatro décadas, obligó al régimen a mantener las instituciones propias de toda democracia pero eso sí manejadas por un solo ciudadano: el autócrata. Hugo primero y ahora Nicolás. Veamos como funcionó esto.

Como en toda democracia existe una Constitución lo primero que se hizo fue convocarla (1999) pero en condiciones tales que favorecieron su control  por el régimen. Después la Constitución fue violada constantemente. Los poderes públicos se mantuvieron todos como sucede en toda democracia pero todos ellos, el poder electoral incluido,  quedaron controlados por el autócrata  que decidía por ellos. La libertad de los medios de información, en teoría, fue mantenida pero en la práctica la casi totalidad de esos medios están hoy controlados por el régimen y obedecen sus instrucciones siendo las cadenas, repetidas y  cansonas, el símbolo más contundente de que en la práctica diaria  no existe tampoco  la libertad de información que la Constitución garantiza. Hay una Asamblea pero que representa al Ejecutivo y no al pueblo y acostumbra a delegar sus funciones legislativas en el Ejecutivo, vía habilitante, quedando la Asamblea como una “fachada” pues en la práctica no existe. La Constitución establece el TSJ como un poder autónomo supremo de justicia pero en la práctica decide según las instrucciones que  recibe del Ejecutivo. La Contraloría hace tiempo que no tiene  Contralor y la corrupción anda por la libre. La Fiscalía consulta, antes  de acusar, con el Poder Judicial y  así trabajan en equipo. La Defensora de Derechos Humanos nunca se escucha, pareciera que no existe o tal vez sea que respetuoso como es el régimen de los Derechos Humanos ese cargo sobra, no se necesita. Por qué no la eliminan de una vez sino tiene nada que hacer?

Después de este breve recorrido por la realidad nadie  puede dudar que la fulana democracia participativa no es más  que un montaje que utiliza las instituciones propias de las democracias verdaderas para simular que existe lo que en realidad no existe. Tenemos ya quince años padeciendo una autocracia totalitaria que no solo se apoderó de todos los Poderes del Estado y los delegó en el autócrata sino que una vez que tuvo el poder total  ha impuesto un modelo de economía que destruyó la producción nacional, el  petróleo incluido, y ahora no tenemos los dólares que necesitamos para comprar alimentos y medicinas. Y como si esto no fuera suficiente la inseguridad se mantiene cada semana, se cambian los ministros y nada. Todo sigue igual. Esta inseguridad que nos afecta a todos por igual será producto de la incapacidad para garantizarle la vida al venezolano o se tratará de una política de Estado dirigida a destruir el viejo orden  e imponer otro nuevo donde  soberano es un solo ciudadano, el autócrata, y los demás pasamos a ser todos sus esclavos?

Después de este análisis ¿cree usted que esto es  una democracia participativa, como fue presentada la revolución o que estamos en una autocracia totalitaria encapuchada desde su nacimiento?