• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Eduardo Semtei

Venezuela y Colombia. Un balance

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ando viajando por Colombia. Hace mucho tiempo quería conocer de primera mano el supuesto milagro colombiano, el mentado Transmilenio, la explosión en la producción de flores, la seguridad. En fin, todo este asunto vecinal. En este 2012 el señor Santos, el nuevo mejor amigo de Chávez y el nuevo peor enemigo de Uribe (lo último que le dijo Santos a su ex fue que andaba con una daga debajo del poncho para acuchillar por la espalda) parece que pasó con buenas notas al examen de la historia.

Certifiqué que este 2012 fue el periodo en que menos asesinatos hubo, bajaron en 30% con relación a 2011, mientras que mis coterráneos criollos de Venezuela saben claramente que el crimen, el asesinato vil, las muertes violentas han subido de 4.000 anualmente cuando comenzó el Gangnam Red Style a cerca de 14.000 en este 2012. Bueno, después de todo le estamos ganando a Colombia.

En materia económica los paisas han venido creciendo sostenidamente desde tiempos inmemoriales, mientras nosotros andamos en un vaivén de crecer y decrecer en la medida en que las arcas petroleras oscilen. Estos vecinos están más que diversificados y hasta en petróleo han mostrado garra y crecimiento; con la llegada de los venezolanos como inversionistas, como técnicos o como administradores, su producción ha subido de 300.000 barriles diarios a más de 1.000.000. Nosotros, ahí, ahí, apuraditos tratamos de conservar los 3 millones diarios.

Ahora, en inflación sí nos derrotan, andan por 2% anualmente, a veces llegan hasta 4%. Con la magia fracasada de Giordani, que se cree una mezcla de Marx, Paul Samuelson, Paul Krugman, Joseph Stiglitz, la inflación anda enloquecida, siempre cercana a 30%, carajo, y el hombre no entiende que fracasó y debe renunciar, pero, bueno, es Navidad. Aquí le ganamos a todo el mundo, somos los primeros. Imbatibles desde hace cinco años. El cáncer de la economía que es la inflación hizo metástasis en el cuerpo nacional.

En el asunto de los desarrollos hidropónicos, creo que Colombia anda por los 20 kilómetros cuadrados de invernaderos, mientras que nosotros estamos desarrollando los “conucos libertarios” y las “comunas agrarias”. Los vecinos desplazaron a Holanda como el primer productor mundial de flores. Nosotros desplazamos a Colombia como el primer exportador de cocaína. En empleo, lo que se llama empleo, es decir, un lugar donde se producen riquezas, donde nace el PIB, donde se crean bienes y servicios, léase bien, en sólo 2 años el mejor amigo de Chávez ha creado nada menos y nada más que 2,5 millones de empleos de calidad, de dignidad, bien remunerados. Nosotros, por aquí en la patria, hemos destruido alrededor de 1,5 millones. Qué pena con el vecino.

Santos contrajo cáncer y se operó en su país, dijo dónde tenía el cáncer, el diagnóstico, el pronóstico, el tratamiento, el nombre de los médicos, del hospital. Del comandante presidente no se sabe nada.

En materia de justicia, los jueces colombianos son totalmente independientes. Uribe quiso la reelección y el Supremo de Colombia la negó. Hay ministros, diputados, millonarios, artistas tras las rejas. En Venezuela paga el pendejo o a quien apunte Chávez en sus acusaciones.

El aeropuerto nuevo de Bogota es una maravilla de cristal y acero, supermoderno; el de Maiquetía, el mismo de hace 30 años, sin tiendas, sin productos.

Bueno, de todos modos, feliz año. No hay mal que dure 15 años ni sociedad que lo resista. Amanecerá y veremos.