• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Nicolás Bianco

A la UCV autónoma y democrática

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con firmeza y valentía la Universidad Central de Venezuela autónoma y democrática enfrenta una vez más las graves acciones subversivas engendradas por la dictadura madurista destinadas a liquidar el régimen autonómico y democrático de la universidad pública venezolana.

Es pertinente, en el contexto de los cruciales momentos que viven los conciudadanos venezolanos, reafirmar la plena vigencia de la autonomía, la democracia, el Estado de Derecho y la pluralidad en el alma máter ucevista.

Son siete años de resistencia victoriosa desde que en junio de 2008 asumiéramos en equipo, con la rectora García Arocha Márquez, la conducción de la institución y la defensa a ultranza del precepto autonómico, propiciando a la vez sólidos avances en la nueva estructura académica de la UCV, que son el fundamento de su vanguardia universitaria nacional y su significativo posicionamiento regional.

Hemos ilustrado previamente en este espacio los numerosos actos de subversión oficialista, cuyo espectro incluye desde homicidios en grado de frustración, hasta el severo empobrecimiento de más de 212.000 nóminas universitarias a escala nacional.

La mayoría absoluta y democrática del Consejo Universitario ucevista alertó en octubre de 2014 sobre el devastador impacto institucional y académico de la versión 2015 de la guillotina presupuestaria. La familia venezolana debe saber que en estos últimos 5 años la UCV ha sometido cuotas presupuestarias por 26,41 millardos de bolívares y solo ha recibido 9,8 millardos de bolívares. Y que a estas alturas del año fiscal, como las otras universidades democráticas hermanas, estamos plagados de insuficiencias presupuestarias cuya indispensable solución en términos de operatividad está en manos dictatoriales que mienten, difaman y apuestan por el colapso final del sector universitario nacional autonómico y democrático.

Para reforzar estos propósitos han centrado sus objetivos en confiscar y militarizar el Consejo Nacional de Universidades, poner en marcha un sistema paralelo de educación universitaria y ocupar así la escasa oferta del mercado laboral, mientras desconocen las Normas de Homologación, las sustituyen por el salario mínimo y obvian la cancelación de la masiva deuda, al no haber honrado los aumentos salariales desde 2004.

Como si fuera poco, pretenden degradar al profesorado democrático universitario (activo y jubilado) violando la Constitución Nacional, al aprobar, en el contexto laboral del fraude sublegal conocido como Convención Colectiva Única II, la condición de “trabajador universitario docente”.  

En materia salarial y laboral, la UCV ha sido consecuente con la defensa de las reivindicaciones sociales y económicas de sus nóminas. La tabla salarial ucevista de diciembre 2014, refrendada por la Asociación Venezolana de Rectores, Averu, y ajustada a septiembre 2015 (inflación anualizada de 150%), dispone un salario de 140.000 bolívares mensuales para el instructor a dedicación exclusiva y 273.000 bolívares para el profesor titular con similar dedicación.

Reiteramos que el ministro Fernández ha bloqueado desde el 16 de diciembre de 2014 la discusión en el CNU de la tabla salarial universitaria que salvaguarda la condición autonómica y operativa de nuestras universidades.

Es crítico organizar un Frente Nacional Universitario Democrático. Desgastan y son erráticas las posiciones y retos que sigan legitimando la subversión. Enfatizo nuevamente mi llamado a las comunidades universitarias democráticas a tomar pacíficamente los recintos universitarios e incorporarse a la organización de la defensa del voto el 6-D que le garantice a la sociedad civil una nueva y decisiva Asamblea Nacional.