• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

César Tinoco

¿Toxi Banco o Novo Banco?

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El pasado martes 22 de julio en la prensa nacional apareció un comunicado firmado por la Dirección General del Banco Espirito Santo S.A. Sucursal Venezuela, banco que para junio de 2014, y según las cifras de Sudeban, fue el tercer banco con la rentabilidad patrimonial más baja de los 33 allí reportados (el primero es el iraní o Internacional de Desarrollo y el segundo es el cubano o de Exportación y Comercio). Dicho comunicado contenía ocho puntos y destaco tres que transcribo a continuación.

El punto dos decía textualmente: “El Espirito Santo Financial Group posee actualmente 20% de las acciones de Banco Espirito Santo SA (con sede en Portugal) y conjuntamente a otras instituciones de gran prestigio internacional como Credit Agricole (Francia), Bradesco (Brazil), y  BlackRock (USA),  conforman los accionistas mayoritarios de nuestra institución: Banco Espirito Santo SA, Lisboa - Portugal (BES Portugal)”.

El punto cinco decía textualmente: “Dado su carácter de Sucursal, las operaciones de Banco Espirito Santo SA Sucursal Venezuela - Banco Universal, se encuentran adicionalmente respaldadas por el capital de BES Portugal y está sujeto a las leyes y regulaciones de ambos países”.

Por su parte el seis decía textualmente: “Adicionalmente, el Banco de Portugal ha reiterado públicamente la solidez y solvencia de Banco Espirito Santo, SA”.

Pues bien, transcurridos doce días después del mencionado comunicado, el domingo 3 de agosto, el gobernador del Banco de Portugal, Carlos Costa, anunció que el estado portugués inyectaría 4.400 millones de euros al Banco Espirito Santo, a fin de rescatarlo de la “tormenta financiera” que sufre desde hace más de un mes.

De hecho, las acciones del Banco Espirito Santo fueron suspendidas el pasado viernes 1 de agosto en la Bolsa de Lisboa, tras haber perdido 75% de su valor en apenas una semana. Y es que el pasado miércoles 30 de julio, al cierre del primer semestre de 2014, se conocieron pérdidas en el BES por un monto de 3.600 millones de euros. El Banco de Portugal esperaba pérdidas por 2.000 millones de euros, pero al ser mayores comprobó que el BES continuó aumentando su exposición al Espirito Santo Internacional y entidades relacionadas, contraviniendo las expresas instrucciones de no hacerlo.

Como consecuencia de lo anterior, BES Portugal será separado en dos entidades, una de las cuales se quedará con los activos tóxicos los cuales serán liquidados. La otra entidad contendrá los activos sanos, mismos que serán reagrupados en una nueva entidad bancaria con el nombre de “Novo Banco”, controlada por el Fondo de Resolución de los bancos portugueses.

En cuanto al “Toxi Banco”, el mismo quedará en manos de los actuales accionistas, entre los que se encuentran los prestigiosos mencionados en el punto dos del comunicado. Allá en Portugal y en la comunidad europea, los accionistas son responsables como dueños y pagan caro su debilidad supervisoria.

Prontico conoceremos en cuál de los dos grupos quedará el BES Sucursal Venezuela. Lo sabremos con su cambio de nombre y quizá mediante algún otro comunicado de su Dirección General o de la Sudeban. Por los momentos Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro dirá allá en Portugal: “Mas o meu dinheiro no vai estar aquí”.