• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Guillermo Vargas

Tiempo de vendimia en Altagracia

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nuestra cultura vitícola está marcada principalmente por los vinos del Viejo y del Nuevo Mundo, que se producen en países de Europa, Oceanía yAmérica, al norte y al sur, donde ocurren las cuatro estaciones climáticas, con la falsa creencia de que solo en esas condiciones se puede cultivar la vid.

Es importante saber que esta planta necesita calor para su crecimiento y,  especialmente,  para la maduración de sus uvas, lo cual se logra en estas zonas, al final del verano y principio de otoño, cuando hay días cálidos y noches frescas. En el trópico, estas condiciones se obtienen en zonas áridas,  relativamente altas, en las que se cultiva la vid para vino,  en países como Venezuela, Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, India y Tailandia.

Actualmente,  en la localidad de Altagracia, en el estado Lara, las uvas están madurando. En esta zona, ubicada a unos 500 metros sobre el nivel del mar, bajo el efecto climático de la sierra de Baragua, los días son de sol brillante y sin exceso de calor, y las noches frescas, con lo que se está logrando una excelente maduración de las uvas que,  aunado a la obtención de rendimientos moderados, permiten concentrar su calidad y predecir la obtención de excelentes y complejos vinos.

En el proceso de maduración es vital el equilibrio vegetativo de la vid, afectado positiva o negativamente por las condiciones climáticas imperantes. Una alta luminosidad y temperaturas altas no mayores de 32 °C durante la mayor parte del día promueven un eficiente proceso de fotosíntesis, produciéndose complejos elementos de calidad que se almacenan en las uvas. Dicho almacenamientose ve afectadapor los procesos de fotorespiración
–respiración diurna– y de respiración nocturna, mediante los cuales la planta consume parte de los elementos producidos.

Estos procesos de consumo están vinculados al calor. Es así que temperaturas diurnas entre 18°C y 32 °C y nocturnas por debajo de 26 °C permiten un consumo bajo, lo que promueve una buena acumulaciónde estas complejas sustancias en las uvas.
Podemos señalar que la maduración enológica se logra cuando las principales sustancias componentes de la uva como azúcares –glucosa y fructosa–, ácidos –tartárico y málico–, compuestos aromáticos, tánicos y fenoles en general, estén en concentraciones y en proporciones óptimas para la elaboración de un tipo de vino determinado.

guillermo.vargasg@gmail.com