• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Orlando Suárez

Supermodelo contra el bullying

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A la orden. Aunque el plan inicial era permanecer una semana en el país, Ángela Ruiz debió recortar su estancia por una campaña surgida a última hora para la firma Banana Republic. Por tal motivo no pudo cumplir el compromiso de conducir el Miss Miranda. Sin embargo, la supermodelo maturinense aprovechó el tiempo para reunirse con su familia y conversar con los medios de comunicación. A la rueda de prensa entró aplaudiendo y respondió cada pregunta de pie, sin importar que el marroncito que había pedido se enfriara sobre la mesa. Después atendió uno a uno a los programas de televisión, siempre con una sonrisota (sin necesidad de comer dulce de lechosa) y con una disposición pasmosa. La visita fue corta, pero marchó con el deseo de repetir pronto. En la conversación de despedida comentó que su imagen está a disposición de entidades que luchen contra el bullying, porque ella padeció en carne propia el acoso escolar debido a su estatura, a su delgadez y a su dentadura. Hoy, por supuesto, es un valioso ejemplo de cómo los obstáculos pueden ser superados con voluntad, tesón y disciplina. En un período de cuatro años, Ángela se mueve en los ambientes más elitescos del mundo de la moda. 
 
¿Y entonces? Miss Venezuela 2015, Mariam Habach, puso como condición para atender una llamada telefónica del programa Portada’s que no se le hicieran preguntas sobre varios temas, incluido su novio. Podría suponerse que se ha metido un puñal sobre el referéndum revocatorio, los refugiados sirios, la repetición de las elecciones en España, la final madrileña de la Champion o el asesinato del Picure, por mencionar algunos tópicos de actualidad. El fondo del asunto es que a la reina la acompañan comentarios negativos sobre su actitud, los cuales tuvieron su momento cumbre durante la coronación, cuando el resto de las chicas abandonó el escenario sin felicitarla. Lo mejor es que todavía está a tiempo de corregir su comportamiento si toma conciencia de que “ser bonita no basta" para ser algo más que una estadística en el país de la belleza.
 
Hasta el final. Amor es la palabra que resume el comportamiento de Mariela Celis con su hermano fallecido el miércoles en la mañana. Desde el diagnóstico de cáncer colorrectal, la animadora hizo todo lo que estuvo a su alcance para procurarle la mejor calidad de vida posible, incluso cuando el médico informó que la enfermedad había hecho metástasis y que el desenlace era inminente. Mariela utilizó las lágrimas para nutrir su firmeza y no flaquear en los peores momentos. Si alguien se ha ganado el cielo es ella. Certificado.