• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Nicolás Bianco

Sinergia y libertad

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Conscientes somos de que superar el inexcusable y muy grave proceso de masivo colapso social y la pérdida de la república constituyen la primera prioridad para los millones de conciudadanos que, fundamentados en la Constitución Nacional y en la inalienable voluntad popular, promovemos un urgente cambio de gobierno en nuestro país.

En ese contexto, sectores ampliamente mayoritarios de la Asamblea Nacional y de las universidades tanto autónomas como de gestión privada democrática agrupadas en la Asociación Venezolana de Rectores, Averu, proseguimos sin descanso los esfuerzos conjuntos y urgentes para rescatar nuestras universidades que se rigen por la pluralidad, el Estado de Derecho universitario, la sistemática innovación científica y humanística y por generar aportes estratégicos de información y soluciones factibles que contribuyan sólidamente con la ingente instalación de una nueva etapa democrática venezolana.

Debo denunciar ante la nación y ante el mundo libre que a la severa asfixia presupuestaria y míseros salarios, la dictadura recurre ahora a retardos quincenales de fondos fiscales para cancelar los salarios de decenas de miles de nóminas universitarias, a la retención de los muy escasos fondos para el mantenimiento y la operatividad institucional, cortes frecuentes de agua y servicio eléctrico, carencia absoluta de divisas y un incremento altamente peligroso de la inseguridad intramuros así como del narcotráfico.

Seis temas constituyen la agenda que Averu, en la persona de su presidenta, la rectora García Arocha de la UCV, ha presentado a la comisión especial para la materia universitaria que preside el diputado Enrique Márquez. Estos son: el aporte fiscal (crédito adicional) inmediato que prevenga con la ejecución en tiempo real el cese de las actividades de las universidades públicas autónomas programadas para el año 2016.

Los ajustes al salario justo y digno calculado sobre la base de remuneraciones regionales latinoamericanas y las Normas de Homologación 2014-2015 (330% de inflación), retroactivo al 1° de enero de 2016 en un rango entre 450.000 bolívares mensuales para los instructores a dedicación exclusiva y 850.000 bolívares para los docentes titulares con similar dedicación.

La restauración de los aportes directos de las empresas privadas al sector científico que generan nuevos conocimientos en universidades y centros de investigación (Locti, 2005); innovación en sistemas de seguridad social; modificaciones puntuales y precisas del artículo 34 de la Ley Orgánica de Educación y del artículo 30 de la Ley de Universidades (1970) que permita la realización de elecciones y la renovación de autoridades rectorales, decanales y de representantes docentes y del sector laboral cónsonos con lo previsto en la Constitución Nacional y finalmente excluir las universidades de la “camisa de fuerza” que impone la aplicación del software libre en la Ley de Infogobierno.

Es imprescindible la activa participación de todos los sectores democráticos de las comunidades universitarias nacionales. Desde agosto de 2013 hemos alertado al país sobre la vasta conspiración antiuniversitaria ejercida por la dictadura, sus testaferros y conversos. Somos parte especial de la resistencia libertaria venezolana. Nuestros aportes han desmontado los fraudes del oficialismo impopular y corrupto.

Todos debemos apoyar y fortalecer nuestro Poder Legislativo. Es el camino más sólido para ponerle fin por medios pacíficos pero firmes al régimen dictatorial. La sinergia de la Asamblea Nacional y las universidades autónomas y democráticas es garantía de libertad.