• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Poncho Rentería

Shakira hizo el ridículo

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por suerte, a nuestra gloria nacional Shakira no le han “chuzado” su teléfono al hablar con su novio futbolero, Gerard Piqué. Hoy sabemos que varios señorones del poder han sido “chuzados”, que les grabaron charlas íntimas con amigos, con viejos amores y con sus asesores en “contraespionaje”. Bueno, si el presidente de Estados Unidos aceptó que su gobierno ha grabado charlas telefónicas de presidentes amigos, aceptemos que ese jueguito nos llegó.

A Shakira no la “chuzaron”, pero sí cayó en desgracia en la peluquería señorera. Las mujeres la criticaron con furia por su show, de saborcito lésbico, con la cantante Rihanna. Juliana Guevara, socióloga chilena y confesa militante gay, dijo que jugar a lesbiana sin serlo es un feo oportunismo comercial ansioso de dólares. Claudia Moravia, amiga barranquillera de Shakira, la censuró diciendo: “Me dejó mal sabor verla en públicos coqueteos sexuales de lesbianas cuando ella muere por los hombres”. La defendí, dije que era artístico, teatral, que Madonna lo había jugado, que culparan al mánager de la cantante por montarle ese show donde él ganó su millonada.

Del show con la morena Rihanna opinó mi española amiga Maricarmen ante 17 mujeres: “A mí eso me pareció grotesco, allí Shakira hizo un ridículo descomunal porque a su carrera artística eso no le suma nada, era innecesario”. A Maricarmen y demás criticonas de la peluquería las llamé retrógradas. Me respondió la psicóloga caleña María Virginia: “Ojalá que ese video medio vulgar y comercial no lo vean las niñas y niños de colegio, porque se confunden. Más lejos llegó la “Mona” Carreño al decir que si Shakira lo hizo por dinero es una glotona, porque bastantes millones tiene.

Conozco el ridículo. En 25 años opinando y preguntando en televisión me he pifiado 87 veces; y en 26 años escribiendo en El Tiempo, que son 1.348 columnas, el ridículo me ha acariciado en 899 ocasiones. Shakira, triunfadora mundial, ya con 37 años de edad, tuvo sus motivos para hacerlo. Punto.

Como a todos los del mundo periodístico nos han grabado íntimas charlas telefónicas, me anticipo contándoles que sí soy amante asexuado de la deliciosa española Eva Rey. Aleluya, Eva y yo quedamos a salvo de ese zanahorio escándalo. Buenas, buenas y archiven el celular para evitarse “chuzadas” poco amables.