• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Jair de Freitas

Salario para vivir viviendo

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Esta semana el Ejecutivo nacional anunció al país que a partir del mes de mayo se ajustaría el salario mínimo en 30%. Eso significa que mensualmente los trabajadores devengarán al menos 4.251,40 bolívares y los aprendices 3.161,70 bolívares. Dado que en estos ya casi dos años y medio que llevo publicando artículos en El Nacional le he dedicado bastante espacio al análisis de la política salarial del gobierno (y mi opinión al respecto no ha variado) se me antoja más útil explicar nuestra realidad económica tomando como unidad de medida el salario mínimo actual, de tal suerte que sea no solo ilustrativo para los venezolanos, sino además para la comunidad internacional.

Para poder comprarse un apartamento pequeño y usado en una zona modesta de la Gran Caracas, usted necesita aproximadamente 1.200 salarios mínimos. Es decir, suponiendo que la inflación no existiera y que no gaste ni un bolívar nunca, le tomaría aproximadamente 100 años de ahorros de salarios mínimos alcanzar su techo propio. Ni hablar si se trata de una casa grande en la zona este de la capital, pues allí le tomaría hasta 11.760 salarios mínimos (algo así como 980 años ahorrando sin gastar).

Si se trata de comprar un vehículo familiar estándar asegurado, ello amerita aproximadamente 100 salarios mínimos, es decir casi 8 años y 6 meses de trabajo sin considerar inflación y en un escenario donde el comprador no gaste nada en ese tiempo (todo gratis, pues: comida, vestido, transporte, recreación, educación y salud durante la época del ahorro). Pero si se trata de una camioneta último modelo usada y al calor especulativo, la proeza sería algo así como 900 salarios mínimos y unos 75 años de ahorros mensuales de salario mínimo. ¿Será por eso que la mayoría de los edificios de la misión vivienda no tienen estacionamiento?

Un teléfono de alta gama cuesta alrededor de 12 salarios mínimos, es decir 1 año de trabajo con un ahorro de 100% del ingreso, en tanto que una computadora sencilla está sobre los 8 salarios mínimos. Si usted es amante de la alta tecnología, debe saber que los computadores de primera línea tienen un precio que oscila alrededor de 36 salarios mínimos (3 años de trabajo con ahorro total) sin contar con las licencias de software originales que pueden hacer duplicar el precio antes dado.

Un pantalón de marca en tela de jean, requiere de tres quincenas de trabajo sin gastar medio en más nada. Porque si usted no lo ha notado, aun usando las cifras oficiales, el nuevo salario mínimo apenas supera el valor de la canasta alimentaria Normativa que indica el Instituto Nacional de Estadística (relación que puede cambiar en menos de seis meses con la tendencia inflacionaria actual).

La esperanza del trabajador que gana un salario mínimo no está en nada de lo anterior, sino en las migajas del régimen que son igualmente costosas. Una casa de la Misión Vivienda por ejemplo tiene un valor de 94,09 salarios mínimos, es decir 8 años ahorro total y bastante tiempo adicional de espera. El costo de un vehículo estándar de los “carros del gobierno” es de aproximadamente 42 salarios mínimos, esto es, 3 años y 6 meses sin gastar nada. El teléfono escatológico no es cotizable porque está agotado desde hace meses y en cuanto a la Canaimita (que es gratuita) tiene un costo de producción cercano a 1 salario mínimo.

El Segundo Plan de la Patria refería como objetivo estratégico superar la esclavitud disfrazada de trabajo asalariado, pero está claro que con el ajuste de 30% en el salario mínimo anunciado por el presidente obrero se está logrando exactamente lo contrario. Este tipo incrementos porcentuales no puede hacerse para indexar el ingreso, sino para mejorar en términos reales el poder adquisitivo de los venezolanos en el marco de un verdadero estímulo a la producción nacional (lo que no existe actualmente). Mientras tanto, lo que tenemos es un salario para vivir viviendo.

@jair_defreitas jair_defreitas_1@hotmail.com