• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Alberto Quirós Corradi

Sacudones

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los últimos cambios en el gabinete ejecutivo de la Presidencia de la República dan, a los que no están dentro del monstruo, mucho para especular. El nombramiento de Rafael Ramírez en la Cancillería, la designación de Delpino para la presidencia de Pdvsa y de Chávez al Ministerio de Energía y Petróleo, respectivamente, sugiere que, de hecho, Ramírez ahora manda en los tres cargos y esto se corrobora con sus constantes declaraciones sobre petróleo. Veremos quién asistirá a representar a Venezuela en la próxima reunión de la OPEP.

El sacudón en el Alto Mando Militar y en el Ministerio del Interior y Justicia, a primera vista, pareciera que:

1) Rodríguez Torres cayó en desgracia. ¿Eso quiere decir que Maduro apoya o les teme a los colectivos o, como dicen algunos, la procesión ya venía por dentro? Si esto último es verdad, ¿por qué?

2) Padrino es el hombre fuerte de hoy, controla las dos posiciones clave de la Fuerza Armada, en lo operativo y en lo administrativo. O sea, es un ministro de la Defensa con poder de fuego. Algo que hace rato no veíamos.

3) La almirante en jefe pasa del Ministerio de la Defensa a una posición muy delicada como ministro de Interior y Justicia, donde muchos han fracasado y no se sabe cuánto poder o delegaciones le darán o si esta designación es de corto plazo ante la aparente prisa de remover a Rodríguez Torres.

4) El cambio de comandante de la Guardia Nacional también es interesante ¿qué podemos esperar, más violencia o algo de respeto a los derechos ciudadanos?

5) ¿Hay una verdadera pugna entre Maduro y Cabello y si la hay, quién ganó esta vuelta? Creo, a primera vista, que Maduro.

6) ¿Quién gana con las constantes promociones hacia abajo de Elías Jaua, a quien no se debe subestimar?

Ahora tenemos a Maduro, Cabello, Ramírez y Padrino como quienes controlan la fuerza y el dinero (lo poco que queda). ¿Quién de los cuatro apagará la luz?

Pildoritas

- Al despertar pensó de cuál problema se libraría hoy. Cambió al Alto Mando Militar. Esa noche no pudo dormir.

- Padrino tiene dos ahijados.

- ¿Por qué preocuparse si en el presupuesto 2015 el petróleo sube de 50 a 60 dólares por barril?

- Llamada de la isla. ¡Oye, tú, anda preparando la maleta, vacía tu escritorio y chequea tus cuentas, que hay que ponerse livianito!

- Cuando el oficial pidió permiso para iniciar el acto, se le cayó la Constitución.

- El nuevo ministro contempló con cara de asombro el impresionante desfile militar de tanques, cohetes y cañones. Dios mío, ¿esta vaina funcionará?

- A Ramírez lo llaman el triple coronado.

- Pidió angulas, caviar, caracoles, paté fresco y todos los rechazó por no gustarles. Pidió cachapa y queso blanco. No había. A la medianoche se comió un emparedado en su lujosa suite del hotel 5 estrellas. ¡A mí no me lleven más a esa taguara! Le gritó al silencio.

- El desconocido cruzó la calle y le preguntó al buhonero: “¿A cómo tienes la barra de oro?”.

- En una panadería de Caracas había un letrero: “Cuando usted termine de leer esto, los precios habrán subido el 10 por ciento”.

- Maduro heredó lo mal hecho para hacerlo peor.

- Al oír el Himno Nacional y al reconocer las múltiples cabezas del imponente desfile, a Maduro se le oyó murmurar, “¡Carajo, Chávez, qué grande eres!”.

- Cuando grababa su próxima cadena de radio y televisión expresó: “Y ahora oirán el sacudón que les prometí”… y se fue la luz. Cuando se iluminó la ciudad el mensaje era otro.

- Trajo mucho dinero para comprar conciencia. Ya todas estaban vendidas.

- Al nuevo ministro le preguntó un extranjero: ¿A ti quién te recomendó? “Solo sé que a mí no me apadrinaron”.