• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Pedro Llorens

Sacado en camilla

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dicen que fue en Cuba donde primero le dijeron que huele a perdedor, que con ese aroma de treinta y pico por ciento de los votos no vale la pena seguir peleando, que tanto empeño en descalificar al contrincante lo descalifica a él mismo (es sabido que cuando quiere ofender se autorretrata) y que si sigue así definitivamente no va pa´l baile... Y él mismo se traicionó, en una reunión con trabajadores de Vargas, al afirmar que la lucha electoral está reñida y no están ganando cómodamente, cuando hace un par de semanas exhibía en todas partes unas encuestas encargadas (pagadas) que le daban hasta 20% de ventaja... lo que hace suponer que, en Miraflores, a solas frente al espejo, pueda sincerarse y apuntar a su imagen con el dedo, al tiempo que exclama: "¡Majunche tú!".

Por más que intenten pararlo asesores, consejeros, hacedores de presidentes, contratados en los grades escenarios políticos y recomendados, encomendados o enviados por la cocotte argentina, la presidenta de Brasil y su mentor, el doctor Frankenstein de Ecuador o el maloliente paquetero nicaragüense... el asesorado, aconsejado, diagnosticado sigue cantando la "Ley del monte", de Vicente Fernández y "Motivos llaneros" de Eneas Perdomo, sin otra ideología que la de Alí Primera, que luego atribuye en sus cadenas a cualquiera de sus maestros de solapa (prolongación de la portada de un libro, que se dobla hacia adentro, cuya lectura ayuda a ocultar la ignorancia).

Si tuviera un mínimo de seriedad, responsabilidad, dignidad, plantearía negociaciones para su salida, que de todos modos se producirán, antes o después de las elecciones, porque ya nadie cree ¬ni en la base ni en la cúpula¬ en este festival de demagogia, mentiras y chantajes, que ya dura demasiado y no admite más parches... por lo que todos, más que trabajar para un proyecto político que no existe (nunca existió), trabajan para planes B, dentro o fuera del país, para un chavismo sin Chávez en la calle o en el Parlamento o para el disfrute efectivo de los reales bien lejos del "corazón de mi pueblo".

Algo habrá sabido (olfateado, barruntado, presentido) que reconoció haber pensado en salirse de la contienda política y también abogó en rueda de prensa (aceptó 5 preguntas en 4 horas) por un plan de convivencia y acuerdos de reconciliación... antes de volver (no tiene remedio) a lo suyo: "El candidato burgués perderá por nocaut fulminante y será sacado del ring en camilla"... cuando el de la camilla, echando espuma por la boca, pudiera ser él mismo.