• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Pablo Aure

¿Revocatorio o elecciones regionales?

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

Hay una gran algarabía por la realización del referéndum revocatorio. Se nos ha vendido como la salvación del venezolano frente a esta vergüenza que se ha instaurado en Miraflores, causante de todos los males que nos aquejan.

Desde el 5 de enero de este año, es decir, desde el mismo día de la instalación de la Asamblea Nacional, comenzamos a respirar aires de cambios. Desde ese instante surgió un líder que los jóvenes desconocían. Se nos dijo que durante el primer semestre se anunciaría y pondría en marcha la salida de este oprobioso régimen, y es lo que se está haciendo.

Así las cosas cada agrupación enarbolaba la bandera de lo que consideraba debía ser la salida constitucional, hasta que al final prevaleció la del referéndum revocatorio que, por cierto, nadie ha explicado cuál fue la razón de no continuar con la enmienda constitucional para reducir el período constitucional de seis a cuatro años. Quedaron desarmados ante una sentencia adelantada del TSJ que advertía que la enmienda podía recortar el período pero no se aplicaría retroactivamente a un gobierno ya en funciones. Pues, al parecer solo piensan en Nicolás Maduro, ya que, me imagino, les parece acertado que los próximos presidentes sí duren seis años y como si fuera poco, con reelección indefinida. Son los discursos que jamás podemos acompañar por carecer de consistencia en la argumentación. Seis años es mucho para quien sea y, además, la reelección es una bofetada a los valores republicanos.

Retomando el tema del revocatorio, no sé, pero me dio la impresión de que el fin de semana los partidos políticos le bajaron un poco la intensidad. No dejaré nada a la imaginación. Tengo la corazonada de que pretenderán enfocarse más en las “hipotéticas” elecciones regionales, antes que en el referéndum. Así como lo leen. El viernes en la noche hubo mucha insistencia en el supuesto anuncio del cronograma electoral, estudiándose como fechas probables noviembre o diciembre de este año para las regionales. Eso en ningún caso impulsa la salida de Maduro –creo que Henry Ramos ha insistido tanto en el revocatorio como en las regionales para este año–. Son juegos políticos de los actores tradicionales que no involucran la opinión del colectivo.

 

¿Elecciones de gobernadores para fin de año?

Algunos dicen que no hay dinero para realizarlas y otros me aseguran que son las únicas que tienen presupuesto. Pero de lo que sí estamos seguros es que ya estamos escuchando cuñas en las distintas estaciones de radio que apuntan a la promoción de posibles candidatos. Mientras eso se escucha en la radio, la gente sigue en las colas y angustiadas por el porvenir, que sabe que el problema en primera instancia es con el alto gobierno.

 

¿Entrega del poder por cuotas?

El presidente Maduro, al igual que todos los gobernadores del PSUV, saben que no tienen la más mínima posibilidad de repetir. El presidente tiene la popularidad por el piso pero mantiene la gobernabilidad a fuerza de la represión de colectivos y militares (que suelen confundirse en su accionar) y también cuenta con la ayuda de gobernadores aliados. Maduro se apoya en sus gobernadores, y estos están convencidos de que sin ellos Maduro literalmente se desplomaría.

Los gobernadores quizá estén negociando su permanencia a cambio del referéndum. Es decir: “Primero vayan por Maduro y luego salimos nosotros”. Por esa razón, no es descabellado pensar que Maduro quiere llevar la decisión a Miraflores. Me explico, en una suerte de cambiar la situación, intentará que se materialicen las regionales antes que el revocatorio para que sea él quien negocie su salida y no otros. Cavilará: “Así como se perdió la AN también se pueden entregar las gobernaciones y el poder seguirá estando centralizado”.

De cualquier manera, presiento que todo está “fríamente” calculado. Los rojos juegan y “negocian” con encubiertos opositores. Al final los únicos oxigenados serán Maduro y su pandilla de gobernadores.

Lo que sí debe estar muy claro es que si no hay referéndum este año habrá una gran desilusión en la población.

 

TSJ y AN ¿duelo final?

Esta semana se esperan varios acontecimientos. Entre ellos, una infame sentencia que anularía el proceso de recolección del 1% de las firmas para el revocatorio. También se habla del retiro de Venezuela de la OEA y de posibles sanciones a parlamentarios que legítimamente solicitaron la activación de la Carta Democrática. Igualmente desde el Palacio Legislativo esperamos una decisión anunciada por Henry Ramos la cual han demorado demasiado tiempo en producirla. Me refiero a la revocatoria de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia que fueron nombrados de manera exprés el 23 de diciembre del año pasado. Faltaría todavía incorporar a diputados de Amazonas. ¡Basta de seguir doblados, llegó la hora de intentar doblarlos a ellos!

 

“Bachaqueros” también están desesperados.

Cada día crece más el número de personas que necesitan comprar los productos regulados. Ningún sueldo en bolívares es suficiente para aguantar la inflación. No todos los que amanecen cerca de los supermercados son “bachaqueros” y mucho menos están identificados con la ideología del régimen. Me atrevo a asegurar que la mayoría que pernocta en las calles de urbanizaciones esperando repartan los números para hacer sus colas rechaza a Maduro. Lo digo con conocimiento de causa. Vivo en la calle paralela a Kromi de Prebo (Valencia), como la Policía Municipal impide que se aglomeren en los alrededores del supermercado se desplazan hacia otras calles. He compartido con ellos. Son cientos de hombres y mujeres que algunos vienen con sus niños. Están desesperados.

El jueves pasado un ciudadano que estaba con ellos me dijo: “Señor, estamos acá porque tenemos hambre”. Les confieso que me impactó. Conversé con esa gente humilde y les entregué  cada uno volantes contra la dictadura “madurista”, y para sorpresa, los recibían con mucha aceptación.