• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Beatriz de Majo

Renacimiento de Ingrid Betancourt

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde Oxford, en Reino Unido, donde estudia Teología, Ingrid Betancourt, la ex candidata presidencial colombiana, dio a conocer la publicación de una novela suya escrita en francés y publicada por Gallimard con el título La línea azul. Ha asegurado que después de siete años de cautiverio en manos de las FARC hoy experimenta una libertad casi mística. Ha encontrado el perdón y la paz interior y dice estar curada de las heridas de su secuestro. La línea azul es un relato de amor que tiene lugar durante la persecución política de la dictadura argentina y no ha sido escrita en español porque en esta lengua dice la autora sentirse cohibida. Seis años después de su liberación, Ingrid parece ser una persona nueva con una imagen mediática diferente. Paris Match, la reputada revista francesa, le concedió un destacado reportaje.

 

 

                                               X x x x x

 

En lo que va del año, se han realizado 39 atentados a la infraestructura petrolera. De ellos, 4 obligaron a mantener cerrado por 2 meses el oleoducto Caño Limón-Coveñas, con millonarias pérdidas para la industria y la nación. Posiblemente ello fue lo que impulsó al ministro de minas de Colombia, Amílcar Acosta Medina, con apenas 10 meses al frente de su cartera, a poner en duda que pueda alcanzarse la meta de producción de 1.027.000 barriles que el gobierno se impuso para este año, la que es incluso inferior a los 1.200.000 que figuran en el Plan Nacional de Desarrollo. Sin embargo, aseguró que Colombia está ampliando la frontera exploratoria haciendo una gran apuesta por los yacimientos no convencionales, que generarán una actividad febril en 2015 y por la actividad exploratoria “offshore”. Se espera que 18 nuevos bloques hagan aparición en el escenario una vez que los aspectos regulatorios que los afectan estén finiquitados. El ministro ha ratificado que Shell, Exxon Mobil y Canacol están interesadas en 8 bloques para explotar gas metano asociado con mantos de carbón que serán ofrecidos en el segundo semestre de 2014.

 

                                                        X x x x x x

 

El Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos después de dos años de instrumentación no arroja los resultados esperados. En el año 2012 las exportaciones a Estados Unidos registraron un pequeño decrecimiento, pero las de 2013 se redujeron en 15,5%. Peor aun es que estas cifras continúan cayendo de manera significativa en lo que va de 2014: comparado con el mismo periodo de 2013, han caído 31,5%. El fenómeno es atribuible a la baja productividad relativa de muchos sectores de la industria nacional que no hace posible competir en un mercado exigente como el americano y en el hecho de que el Estado no ha hecho suficiente para que las ventajas de un número grande de productos pueda ser aprovechado. Sin embargo, la contraparte americana sí ha podido ponerse las pilas para que sus productos lleguen a los mercados del país vecino. Las importaciones de Estados Unidos crecieron 15,2% en 2013.

 

                                               X x x x x

 

Colombia ha pasado a ser el cuarto país receptor de inversión extranjera en el continente detrás de Brasil, México y Chile. Según cifras de la Cepal, en 2013 ingresaron al país 16.772 millones de dólares, 8% más que en 2012 cuando llegaron 15.529 millones. Brasil cuadruplica esa cifra de atracción de capitales foráneos. Entre enero y junio de este año la inversión foránea aumentó 127,6%, a 6.265 millones de dólares con respecto a igual periodo del año pasado, según las cifras de la balanza cambiaria suministradas por el Banco de la República. Este ha dado a conocer que la inversión extranjera neta que ingresó a Colombia en el primer semestre de 2014 subió 29% frente a igual lapso del año pasado. Se trata de 13.761 millones de dólares proveniente de un fuerte repunte de flujos hacia portafolios locales, lo que se explica por el aumento de la ponderación de la deuda pública interna colombiana en los índices de JP Morgan.