• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Pablo Aure

Régimen milico-judicial

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Espero que entre los aprendizajes de estos 17 años esté incluido el de dejar de lado la ingenuidad. La convocatoria de movimientos “maduro-cabellistas” para el 5-E es una distracción. El golpe ya fue dado por Diosdado Cabello, el pasado 23-D, al designar magistrados del Tribunal Supremo de Justicia violándose frontalmente los lapsos y trámites prescritos. El TSJ, de acuerdo con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, es el último y máximo intérprete de la Constitución y se supone está libre de subordinación política. Entonces, a partir del 5 de enero tendremos un régimen milico-judicial reñido con la democracia, por lo tanto, tenemos que seguir remando para reconquistarla.


¿Gallinetas en el TSJ?

El diputado Henry Ramos ha dicho que el vuelo de esos magistrados designados inconstitucionalmente será corto, como el de las gallinetas. Creo que la vía procedente para anular esas designaciones es la acción de inconstitucionalidad ante la Sala Constitucional, acción que es de carácter popular pues todo ciudadano está legitimado para ejercerla. El serrucho se tranca cuando nos preguntamos si los miembros de esa Sala, recientemente designados, no tendrán que inhibirse, y también sus suplentes. No hay quién decida. Veremos.


Bofetada de la moribunda Asamblea

Este último acto de la Asamblea Nacional además de ser una bofetada a la separación de los poderes que debe existir en democracia, intenta anular la voluntad expresada el 6 de diciembre en las urnas electorales por casi 8 millones de ciudadanos. La designación de los nuevos “magistrados” se hizo a contrapelo del texto constitucional, recayendo dichos nombramientos en personas plenamente comprometidas con el partido de gobierno, lo cual es contrario a la Ley del Tribunal Supremo de Justicia.

Lo que quiere decir que con este “Tribunal Supremo de Justicia” secuestrado por los rojos, la nueva  Asamblea Nacional quedará como un espacio para el debate interno, mas no para hacer efectivas sus decisiones, porque Maduro y/o Diosdado tendrán su “bufete” personal en la Sala Constitucional para censurar cada una de las decisiones de la recién electa AN.

Por lo pronto, todas las señales indican que la Asamblea Nacional se instalará. La crisis en el país se agigantará y el régimen tratará de hacer corresponsables a los nuevos diputados en el desastre nacional, y terminaremos en un mega conflicto ¿Alguna esperanza para evitar este amargo camino?: ¡que desde ya se tiendan puentes para abrir las puertas a la verdadera transición!

¿Alguna recomendación a los 112 diputados de la alternativa democrática?: ¡tienen que hacer presencia activa en todo el territorio nacional, darle voz a los ciudadanos, ejercer plenamente el deber de interpelar a funcionarios del régimen. No será sencillo. Dejarse asesorar por las facultades de Ciencias Jurídicas y de Ciencias Económicas y Sociales de las universidades del país (UCV/UC/ULA/UDO/LUZ) para mover la opinión pública de toda la Nación.

Deben mantenerse firmes, indoblegables e insobornables. Ojo con esto último: Venezuela entera tiene la mirada puesta en ustedes.


Memoria y cuenta presidencial

Veremos cómo será el comportamiento de los señores diputados en ese primer acto que llamará la atención, me refiero a recibir del Presidente de la República y de los ministros la rendición de cuentas. Enero promete ser interesante.


Nota final

Todavía no conocemos el nombre del próximo presidente de la Asamblea Nacional, se habla con insistencia de Henry Ramos, aunque Primero Justicia no ha soltado prenda.

Pienso que más allá de la presidencia del parlamento pudiera estar definiéndose el nombre del eventual sucesor interino de Nicolás Maduro, con el entendido que será el presidente de la Asamblea Nacional quien asuma su rol en caso de declararse la falta absoluta del Presidente de la República. Por allí van los tiros.

@pabloaure