• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Eduardo Semtei

Recordando a Graterolacho

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Manuel Jesús Graterol Santander, conocido por amigos, cercanos, medio cerca, lejanos, allegados, anexos y demás vainas como "Graterolacho", nació en Portuguesa por allá en el año 1935, un 6 de abril. Nos dejó huérfanos de canto el 11 de junio de 2010. Se fue el cuerpo, pero quedó el alma.

Fue, entre otras cosas, periodista agudo. Basta señalar que fundó el periódico El Camaleón, un éxito sin precedentes y un testigo de la historia. Poeta esclarecido de versos venenosos contra la injusticia y de denuncia valiente. Publicista extraordinario. Muchas de las campañas más exitosas en Venezuela fueron obra de su intelecto. Compositor de fama, libretista, compañero insustituible de peñas y conversatorios, de gusto fino y buena copa, pero sobre todo gran amigo. Aquí van unos versitos en su honor.

El primero se refiere a la pelea a cuchillo entre Giordani y Maduro. Chávez veía en Giordani, un viejo sabio. Resultó viejo, pero no sabio. Maduro apoya a Merentes. (El dólar los tiene locos/Giordani chilla los dientes/lo liquida poco a poco/el cabezón de Merentes). En cuanto al cuento de las comunas y el billete que eso cuesta, sin ningún resultado concreto. (Las comunas son un cuento/para robarse lo mío/las inventa sin talento/el diputado Darío). Ay de la lucha contra la corrupción. Hay quienes están en todos los guisos. (De billetes un camión/de joyas 20 camellos/es cebolla y pimentón/ese que llaman Cabello). Y así siguen los cantos referidos a los grandes personajes que han vuelto a Venezuela, una colonia cubana, un país indecente, una zona de peligro, una economía enferma.

Dígame usted el diputado Pedro El Carroña, que descubre en cada venezolano opositor un pillo, un corrupto. Aquel viejo dicho que cada ladrón juzga por su condición es demoledor. (Aparenta ser un hombre/pero luce como ñoña/si quieren saber su nombre/el diputado carroña). Otros enchufados que hablan como si tuvieran la razón y no fallan ninguna oportunidad para arrodillarse y aprobarle al Gobierno todos los recursos que el gasto insaciable e inútil del Gobierno les imponga, aún endeudando criminalmente a la Patria. (Habla con un vozarrón/se la echa como hombre fino/pero es parte del montón/el diputado Sanguino). En materia zuliana, el más panegírico del mundo, por cierto, jugador y amante de la buena vida, sobre todo de las sabrosuras del imperio, aquí le va su homenaje.

(De mentirosos, un giga/de jalabolas, un mega/se asoma con su barriga/el mismo Calixto Ortega). Pero fulanos y menganos, rojos rojitos, hay de todo, como en un bazar árabe. Unos se destacan por su espíritu de odio y verbo ofensivo. (Bicho para ser pretérito/se destaca en la pizarra/con su rostro bien histérico/el zoquete del Izarra). De las nuevas adquisiciones del Gobierno, hay uno que sobresale. Mentiroso contumaz. Ladino. Complaciente y timorato. Ledezma le va a dar la paliza del siglo.

(Zapato no es alpargata/bejuco negro no es roble/acure grande no es rata/ni Ernesto Villegas noble). Cuando esta noche oscura haya pasado, la historia se encargará de hacerlos trizas. Serán conocidos, estos años como los quinquenios perdidos. El arrepentimiento de las grandes mayorías será total y la ley implacable. No escapará ningún delincuente del alcance de la ley. (Esquizofrenia total/Mafalda con Supermán/demencia casi senil/el policía Samán). Los últimos cuentos de Rafael Ramírez y sus investigaciones sobre el accidente de Amuay no dejan de sorprendernos. Todos los miembros de la comisión son del PSUV y no quieren entregar el informe de los expertos de las empresas privadas de seguros. Allí si está la verdad verdadera, independiente y veraz. (Queriendo ser detective/te digo como es la cosa/Ramírez en su declive/resultó Pantera Rosa). Se quedan algunos personajes para próximos versitos. Los invito a componer otros y meterlos en las redes sociales. Se sufre, pero se goza.