• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Eduardo Semtei

Putas, drogas, contrabando y corrupción para el PIB

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estoy leyendo, un poco sorprendido, las decisiones y recomendaciones de la Comisión Europea de Estadísticas Económicas, oficina multilateral encargada de fijar los criterios y las normativas para el registro de las cuentas nacionales de los paises miembros, especificamene todo lo relativo  al inventario  y contabilidad del  delito transaccional como parte del circuito económico, si delito, de delincuencia, actos antijuridicos.

Digo transaccional por lo que explicaré más adelante.  Se trata de la medición del crecimiento de la economía, y en cuánto a tales fines contribuyen quienes viven al margen de la ley. Según nuestro amable Merentes  la economia  va más bien que el carrizo, que hay unos pequeños errores en la medición de la inflación y el resto de los indicadores, que pronto serán corregidos, claro, buscando alguna fórmula que esconda y taparée el desastre, que oculte la verdad de la salud del país, a pesar que el resto de la humanidad incluyendo el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Corporación  Andina de Fomento, la CEPAL,  y perico de los palotes afirman todo lo contrario, que estamos medio fuñidos.  Que la inflación nos devora  y que la recesión nos atraganta. Tales sugerencias, me refiero a incorporar a las cuentas nacionales el provento del delito  pronto (2016) será obligatoria para la Unión Europea, por cierto,  ya es una tradición en el Reino Unido.

 Bueno, ni tan sorprendido estoy a final de cuentas,  en América Latina sin mayores desarrollos teóricos, se sabe desde hace tiempo que el mercado de la droga es parte importante del Ingreso Nacional, del PIB de Colombia y Bolivia.  Cuando el Sistema de Cuentas Nacionales de Europa recomienda incluir en la medición del comportamiento económico actividades como la prostitución, la venta de productos provenientes del delito, el contrabando en todas sus versiones, el comercio de la droga y hasta la corrupción se basa en el hecho incontrovertible que tales actividades son producto de un acuerdo "voluntario" entre el vendedor y el comprador y por lo tanto tiene base transaccional y significa un hecho ecónomico, incluso la corrupción entra en tal categoría, pues cuando un funcionario, digamos militar, digamos de CADIVI, recibe del contratista, verbigracia,  una empresa que vende televisores como TAKA, cierta cantidad de divisas por los favores recigidos  está llevando a cabo una transacción comercial.  

Sólo estarán excluidas las actividades ilegales no voluntarias como la extorsión, el secuestro y los delitos que no provienen de un acuerdo tácito o expreso entre las partes.  Este nuevo ámbito de la actividad económica coloca a  Venezuela con un crecimiento digno de las mejores naciones. Si bien los doctos europeos afirman que el PIB proveniente de las actividades de la llamada "Economía No Observable" o "Economía Sumergida" puede representar hasta un 0,80% del PIB,  en nuestro patio trasero, no tengo dudas de ello, puede llegar al 20% mínimo.  

La corrupción en CADIVI es, cifra conservadora, según los mismos opinadores del gobierno como Sanguino y Giordani, superior a 20.0000 millones de dólares, por lo tanto ya habremos de sumar al PIB un 10% si fuera cierto aquello de que nuestro Producto Interno es de unos 200 mil millones de dólares, que si a ver  vamos nadie sabe exactamente cuánto es, debido a que tenemos cuatro dólares; 6,30 para el "Primer Anillo" 10,50 para el segundo 50,00 para los enchufados y 70,00 para el público de galería.  Ustedes no han notado que todos los edificios y súper quintas de lujo en Venezuela, verbigracia, Campo Alegre, la Lagunita, Alto Hatillo, Cerro Verde se venden como pan caliente, no queda nada frío, sin vender, que los compradores son unos agentes económicos sumergidos, claramente rojos rojitos, no obsevables.   Son señales de una economía no invisible pero poderosa.

 En materia de contrabando, tanto lo que sale como lo que entra por los caminos verdes, incluyendo la gasolina que puede alcanzar unos 200..000 litros diarios a 1.50 dólares el litro y muy especialmente lo relativo a alimentos que por un lado se aduanizan en Venezuela y por la otra salen, se exportan a Colombia y Ecuador siempre protegidos por los cachuchas verdes, iremos agregando  un 5% adicional.  

Y en cuanto a la venta de medicinas, equipos, computadoras y hasta armamento provenientes del delito, que se roban impunemente en hospitales, cuarteles, en Barrio Adentro que ciertamente quebró, ventas ilegales pero contablemente importantes que son liquidadas al contado,  principalmente  por las FARC y el FLN podemos agregar otro 5%.  Ya llegamos al soñado 20% de crecimiento del PIB. Una cifra mágica que ni China se atreve a soñar. Así, que amigos Merentes y Picure (alias Elías El Juri)  les recomiendo humildemente incorporar, como lo hacen los ingleses, los noruegos, los finlandeses y pronto los 28  países de la Comunidad Europea,  la economía sumergida y no observable en nuestras cuentas nacionales y así demostrarle al mundo que en delitos, en vagabundería, en vicios, corrupción, contrabando y afines somos el papá de los helados.

Que nuestro PIB tiene origenes ligeramente delictuosos pero firmemente económicos.  Por todo lo anterior dicho, estoy perfectamente de acuerdo en que Merentes y  el Picure cambien toda esa metodologia capitalista, canalla, vil, apátrida y de derecha que registra inflación y recesión y que al propio tiempo calculen un nuevo PIB incorporando los trajines, desafueros, robos, contrabandos, drogas y corrupcion en general. Solo en drogas hay que destacar que los expertos mundiales coinciden en que el volumen de tal negocio puede calcularse sabiendo la cantidad de drogas decomisadas, que en promedio represetan un 10% del volumen real. Así que si nuestra eficiente Comisión Nacional Antidrogas afirma que se incautaron 20.000 kilos, el mercado estara manejando unos 200.000 y eso, eso, si es un PIB pujante. Que PDVSA ni que CVG, para que exportación agrícola, o industiral, declaremos de una vez por toda que somos el primer país del mundo cuyo PIB está formado por putas, drogas, contrabndo, venta de bienes provenientes del delito y de corrupción.  Y que es un PIB brutal. Coño, en algo tenemos que ser primeros. ¿No le parece amigo lector?