• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Pedro Llorens

El Presidente estaba volando

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No sé si Henrique Capriles Radonski está ganando las elecciones (confío en que sí), pero estoy absolutamente seguro de que Hugo Chávez las está perdiendo de abuso... cada día que pasa está más lejos de alcanzar los diez millones de votos (la meta del fanfarrón)... y aumenta la deuda con las encuestadoras y con sus propios embustes.

 

Si en medio de sus inculturas (en todos los temas) tuviera al menos la cultura (no siempre elemental) de los sones mexicanos, como el de Las Copetonas ("si me quieres mucho / no me subas tan arriba / que las hojas en el árbol / no duran toda la vida"), habría podido evitar que "ahora, cuesta abajo en la rodada" tuviera que arrastrar " la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser" (tango de Gardel y Le Pera).

 

Hasta Augusto Pinochet, empachado de poder, tuvo que ceder ante la presión de huelgas y manifestaciones, el aislamiento internacional y la inestabilidad interna (además de un atentado frustrado, que sirvió de pretexto al dictador para implantar un estado de sitio en Chile)... hasta admitir un referéndum que perdió con 55% de los votos en contra y sólo 43% a su favor y abandonar el poder (o parte del mismo, ya que siguió siendo jefe de las fuerzas armadas y senador vitalicio).

 

La campaña de Capriles Radonski, bien asesorado, aunque no del todo bien acompañado, suele sacar de quicio al autócrata saliente, dedicado a insultar al candidato rival y acusar a medios de comunicación y periodistas de faltar a la ética profesional, algo que en el Gobierno se utiliza para sustituir el papel higiénico en los escusados.

 

La tragedia de Amuay dejó patidifuso al psicótico maníaco (cobero, farsante, patrañero) que, en momentos de crisis, se convierte en psicótico depresivo (postrado, disminuido, humillado)... Y pasa de doctor Jekyll a Mr Hyde, de reencarnación de Bolívar a álter ego de Dios (lo llamaban el Mahoma de Sabaneta)... Pero esta vez debió ser tratado en Cuba, convocado con motivo del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC (luego confirmaría por cadena de TV que, a la hora del incendio, "estaba volando").

 

En medio de regaños absurdos a periodistas (especialmente a la corresponsal de Radio Cadena Nacional, de Colombia, Carmen Rengifo, quien dio lección de tolerancia y firmeza en su defensa), el Presidente ordenó entregar a los damnificados de Amuay las casas que ya habían sido destinadas a damnificados de las lluvias: desnudó a un santo para vestir a otro, lo que ya es un avance, porque generalmente ambos quedan desnudos.