• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Álvaro Góngora

¿Populismo en Chile?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

GDA / El Mercurio / Chile

Se ha dicho que el gobierno actual es populista, o bien, que Chile se encamina hacia el populismo. ¿Habrá exageración en las afirmaciones?, ¿vamos rumbo hacia ese tipo de gobierno?

Este fenómeno ha sido bastante corriente en nuestra América Latina. Por ello se habla en plural: hay movimientos, líderes, prácticas políticas, se conocen desde populismos revolucionarios de izquierda hasta neoliberales, democráticos o autoritarios, militares o civiles. Unos dicen que se trata de una “estrategia de representación política” o de un “estilo político”. La gama es amplia y los enfoques, diversos.

Los rasgos populistas más aceptados son: un liderazgo personalista y paternalista o maternal, en nuestra época; una relación directa entre el gobierno y el pueblo, por sobre mediaciones partidistas y un discurso antielitista o antiempresariado. ¿Existe alguno de estos atributos en el actual gobierno? Agreguemos que la candidatura presidencial surgió por la popularidad de la actual mandataria, para lo cual se formó una coalición variopinta, un movimiento desde la DC hasta el PC. Lo último fue el programa, cuyo mensaje es “igualitarista”.

¿Qué manifestaciones políticas podrían indicarnos que nos encaminamos hacia el populismo? La más grave de todas es el incremento de la desconfianza en las instituciones representativas de la democracia.

A su vez, las aspiraciones intervencionistas en actividades económicas por parte del Estado, controles excesivos en servicios públicos (como la educación, por ejemplo), son la señal ética característica del camino hacia el populismo.

Recuerdo que en los años sesenta éramos los “suizos” en un vecindario con gobiernos militares. Nada pasaría en Chile, pese a las advertencias. No obstante, esa democracia colapsó. Chávez, en 1998, y Morales, en 2005, surgieron en medio de crisis de confianza en la clase política y en las instituciones democráticas tradicionales.