• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Jaime Merrick

Política con p de p...

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El hartazgo es tan palpable, que ya no importa quién habla o qué se propone. Hay que salir de ese personaje como sea. Actualmente no sirven las visiones de Estado, los proyectos de país o las propuestas coherentes; es irrelevante si quien habla representa a su región, o es alguien con credibilidad: no importa. El nivel de obstinación por tantos padecimientos es tal que eso que llaman política ha dejado de tener significado; nadie sabe qué es.

No nos interesa saber quién es buen político, su trayectoria, pensamiento y preparación; si es coherente, o si su discurso es racional. Y no es que nuestra clase política son extranjeros que vejaron a esta sociedad casta y pura, no: ellos son expresión de una sociedad que padece las consecuencias del desmembramiento institucional y la corrupción. Como nosotros, ellos son venezolanos.

Es la política con p de p...

Y así se presentan las contradicciones: buscamos un proyecto político pero somos incapaces de cuestionar a tal o cual dirigente; abogamos por la racionalidad, pero al mismo tiempo exigimos la hoguera para el chavismo en pleno; queremos unión, pero catalogamos de colaboracionista a quien apueste por el entendimiento, el diálogo y sugiera acuerdos de gobernabilidad; no nos molesta que hayan robado, sino que robaron demasiado.

¿Hubo algún dejo de racionalidad cuando el aragüeño o el anzoatiguense escogieron a Tareck o Aristóbulo como gobernadores, aun sabiendo que se trataba de dirigentes jamás vinculados a esas regiones?: por supuesto que no; simplemente eran los bendecidos del comandante en jefe. “Los dedos de Chávez, son los dedos del pueblo”, dijo Jackeline Farías, otra de las bendecidas por irracionalidad política del chavismo.  

Entonces, si la premisa de quienes se ubican en el otro lado de la acera es salir de Maduro como sea: ¿qué importancia tiene que el tachirense ahora tenga que votar por alguien que pisa por primera vez su región; o que el mismo que ha sido candidato a gobernador y alcalde, pues, ahora sea candidato parlamentario? El tema de los proyectos de país, las visiones académicas en torno al desarrollo, todo eso vendrá después: la prioridad es salir de Maduro.

Ya no es política, sino la política manoseada; es el dirigente reduciendo el arte de los acuerdos y el ejercicio del poder a su más burda expresión electorera; es la prostitución del dirigente cada vez que se avecina el calendario electoral. Somos nosotros, esperando la oportunidad para votar por los menos malos. Es la política con p de p...

 

jaime.merrick@gmail.com

@jaimemerrick