• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Omar Ávila

El Poder Judicial contra la voluntad popular

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lamentablemente arrancamos el año con conflictos motivado a los constantes saboteos por parte del gobierno, que por un lado hablan de paz y por el otro andan en busca de una continua guerra contra quienes pensamos distinto.

Amenazan con una supuesta toma del Palacio Legislativo este 5 de enero, por parte de los colectivos -armados por el gobierno- para intentar amedrentarnos y de esta manera pisotear la voluntad expresada por los venezolanos a través del voto el pasado 6-D.

Por otro lado, el régimen a través de los “magistrados express fraudulentos” pretende robar al pueblo la mayoría calificada de diputados que eligió el pasado 6-D –elección de magistrados además que será anulada por vicios de ilegalidad– y aun cuando seis de los siete recursos fueron declarados improcedentes, debo decir que esta decisión del TSJ además desconoce prerrogativa de inmunidad parlamentaria, que no es personal, sino otorgada por el pueblo.

Además esta abogada que introdujo el recurso de impugnación de Amazonas, es funcionaria pública, lo que constituye otra ilegalidad más y convierte este en un acto írrito.

En resumen, sobre esta aberración jurídica debo decir que la sentencia de la Sala Electoral es inejecutable. No se pueden suspender los efectos de la proclamación, ya que los mismos se cumplieron, además si se considera 2/3 de 163 diputados son 109. Lo otro es que solo la AN puede calificar a sus miembros, o sea la AN puede decidir incorporar a los 4 diputados “suspendidos”, esto no implica desacato alguno, primero, porque la sentencia es inejecutable y dos, porque solo la AN califica a sus miembros.

En fin, basados en los artículos 5, 187 y 333 de la CRBV se puede desconocer esta sentencia de la Sala Electoral del TSJ. Con lo que es claro que el Poder Judicial no tiene facultad para anular la proclamación de ningún diputado.

Merece la pena destacar que el pasado 6-D se produjo la votación más alta que se haya obtenido en los procesos electorales en Venezuela; ni el propio Comandante Supremo -en su mejor momento- logró sacarnos una cantidad similar de votos de ventaja (más de 2.100.000 votos).

También existe una jurisprudencia del año 2010 en donde fue el mismo TSJ que le respondió a unos candidatos de la oposición, quienes intentaron un recurso ante este organismo, diciéndole que no podían saltarse su primera instancia de reclamo que es el Poder Electoral.

Además, al CNE haber proclamado a los diputados electos y no haberse presentado ninguna impugnación, el acto del Poder Electoral queda firme, por lo tanto no puede ser atado de nulidad.

No tengan la menor duda de que el este 5E se instalará la AN con los 167 parlamentarios que eligió nuestro pueblo, no hay forma ni manera de impedir que esa mayoría calificada que tenemos (112 diputados) se juramente, y allí estaremos todos los 276 diputados electos de la alternativa democrática, para hacer cumplir la voluntad popular expresada en las urnas por el soberano que eligió el cambio, que apostó por el progreso y en busca de un futuro mejor para todos.

Para culminar, les digo a los venezolanos que no tengan la menor duda que vamos indetenibles hacia la libertad, la justicia y democracia en paz.