• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Richard Blanco

Plan maestro de seguridad ciudadana

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La terquedad de quienes conducen a mala hora las políticas públicas de nuestro país, está llevándonos al peor caos que hayamos podido observar en Venezuela. El gobierno se muestra como un ente incapaz ante la vista de los venezolanos quienes claman por mejor seguridad, calidad de vida, salud, educación y una mejor economía. Y es que el ciudadano de a pie no logra entender cómo siendo Venezuela un país con tantos recursos como los hemos tenido, el barril de petróleo a más de 100 dólares, kilómetros de  espectaculares costas, diversidad de estados plenos en gas, hierro, así como bauxita,  y aún así  sus gobernantes no han podido darle solución a estos graves problemas.

Lamentablemente, el gobierno no quiere que le ayuden y se niega a  aceptar propuestas  las cuales tienen como único fin aportar beneficios a los venezolanos, un ejemplo de ello fue el programa presentando el mes de marzo del año 2009, el cual lleva por nombre  Plan Maestro de Seguridad Ciudadana  que a través de la Alcaldía Metropolitana y el burgomaestre, Antonio Ledezma, se logró coordinar un consejo asesor de seguridad el cual estuvo  integrado por  diversos especialistas en materia de seguridad tal fue el caso del comisario general Fermín Mármol León (+),  Bayardo Ramírez Monagas, Mildred Camero, el  arquitecto Marcos Tarre Briceño, el criminólogo Javier Gorriño, entre otros, donde se forjaron ideas para combatir el auge delictivo que enluta permanente a los habitantes de la Gran Caracas.

El artículo 332 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece las competencias del Estado en materia de seguridad ciudadana. Enfrentar la inseguridad requiere de la voluntad y la disposición impostergable del Ejecutivo Nacional, pues en este Plan Maestro que ha sido presentado en reiteradas oportunidades al gobierno revolucionario, sin obtener -aunque sea por cortesía- algún tipo de respuesta, estoy seguro hubiese sido muy efectivo para evitar “las estadísticas” que de manera exorbitante se han producido hasta la fecha.

El objetivo general de este plan es lograr la articulación de esfuerzos de los actores sociales en el área metropolitana de Caracas, el trabajo integral y sostenido entre las distintas instituciones del Estado y la sociedad civil, a fin de reducir los índices delictivos, los niveles de angustia, desconfianza y miedo, así como la pérdida de calidad de vida generada por la inseguridad en la ciudad de Caracas.

Dentro de los objetivos específicos de dicho plan se encuentran los siguientes:

a.- Reducir la tenencia de armas ilegales en la población civil, en concordancia con las disposiciones legales vigentes.

b.- Reducir y combatir el tráfico de drogas en su modalidad de microtráfico y el consumo de drogas.

c.- Reducir los niveles de violencia dentro de la comunidad y fomentar la cultura de la tolerancia y de la paz.

d.- Fomentar la conducta preventiva del ciudadano sustentada en su participación activa.

e.-  Fomentar y reforzar las “buenas prácticas policiales”.

d.- “Calidad de servicio” que generen la confianza y  respeto de ciudadanía, basado en la eficiencia y con especial énfasis en el respeto y promoción  de los derechos humanos.

En este período de complejidad política, social y económica como en el que vivimos, es necesario impulsar planes, programas y proyectos públicos, especialmente aquellos de alcance local  que coadyuven a una población que ha designado a sus autoridades para velar sus necesidades, para ello es necesario  tener voluntad política y responsabilidad personal a fin de responder con eficiencia a nuestro pueblo. Lamentablemente hay funcionarios electos ausentes que generan caos en sus localidades, precisamente por no dedicarse al sagrado deber de retribuir en mejores obras y mejores servicios los recursos del pueblo en beneficio del propio pueblo.

No tengo dudas de que el trabajo en equipo da resultados positivos, por eso hay que hablar con la verdad, aquí hace falta promover e incorporar a todos los sector para conseguir la eficacia de estos planes, incorporar a los consejos comunales el sistema de justicia y  paz, instituciones educativas, religiosas, instituciones culturales, deportivas, empresariales, entre otras. Es decir, todos debemos poner un grano de arena para vivir mejor.