• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Luis Manuel Aguana

Pío Tamayo vencerá las sombras

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo que hago cuando dos amigos entran en conflicto es tomar como criterio los principios que subyacen en la disputa y decidir en consecuencia. Y cuando ese conflicto se puede resolver apelando a esos principios, ambas personas obtienen lo que desean sin salir perjudicados en sus posiciones fundamentales.

Mi profesor de Negociación Internacional, el recordado doctor Carlos Guerón, indicaba que uno no podía discutir de Dios con el Ayatollah Komeini. Ese era el extremo. Nunca llegarías a nada haciendo eso, con lo cual se debía apelar a los intereses que ambos tuvieran en común si ambos estaban de verdad interesados en llegar a acuerdos.

En lo personal me afecta el conflicto generado entre la Cátedra Pío Tamayo y las autoridades de la UCV, en relación con la utilización de los espacios de la Sala E de la Universidad, porque son dos amigos de quienes nadie puede dudar institucionalmente que estén luchando para vencer las sombras, como lo reza el Himno Universitario de nuestra Alma Mater.

Todos estamos en conocimiento del conflicto que se ha generado por la infeliz respuesta de la profesora Antonieta Alario, gerente de Información, Conocimiento y Talento (SFM: 012014, 7-07-2014) al calificar la Cátedra Pío Tamayo y a sus integrantes de “ente externo a la Universidad”. Y es aquí donde creo que reside el centro de toda esta discusión.

La CPT definitivamente no es un ente externo de la universidad, es la universidad misma en su esencia más profunda, en su razón de ser, en sus fines y propósitos, y cualquier disputa de menor jerarquía como lo es que la contratación de un empleado debe estar supeditada a esos fines últimos por los cuales el Libertador la creó como Universidad Central en 1826 o aún más atrás, desde 1721 cuando el rey la crea como Universidad Pontificia de Caracas, actual UCV. Toda la comunidad universitaria, y en especial sus niveles gerenciales, deben manejar ese concepto y circularlo por sus venas como la sangre misma de la esencia del ser universitario, en especial, si se trata de la Universidad Central de Venezuela.

Es posible, para darle el beneficio de la duda a la profesora Alario, que esta “quiso decir” que la Cátedra Pío Tamayo u otra persona no podía, administrativamente hablando, ser parte contratante desde el punto de vista laboral porque sería considerada otro patrono dentro de la universidad y que eso le podría acarrear en el futuro problemas a la institución con la persona al poder asumir esta una condición de empleado universitario. Esa hubiera sido una respuesta comprensible.

Ahora bien, ¿qué hacer? La UCV no puede echar simplemente a la basura 30 años de discusión profunda de los problemas del país por una disputa pendeja por un empleado que “no se puede” financiar porque hay problemas presupuestarios. ¿Qué es más importante? ¿Los fines últimos por los cuales la UCV se creó y sigue en pie después de casi 300 años? o ¿la burocracia que la tumba? Somos los universitarios verdaderos quienes debemos dar respuesta a esa interrogante.

Si el vicerrector académico, de quien dependen esos espacios, la rectora o cualquier autoridad universitaria pueden pagar a un vigilante que se niega a abrir la Sala E “por órdenes superiores”, bien pueden pagar también a aquel que tenga la llave y se responsabilice por el cuido de las instalaciones, dándole continuidad a una obra que no es ya de la UCV sino que pertenece a todos los venezolanos.

Invito a mis amigos de la Cátedra Pío Tamayo y en especial a las autoridades universitarias a pensar como ucevistas. Ambos tienen un interés común, darle luz al conocimiento venciendo las sombras de la ignorancia y el obscurantismo. Creo de verdad que la disputa no es en contra de la UCV como institución que “le niega” un espacio a la CPT. Es en contra de las sombras que de tanto vivir asediando a nuestra universidad ya la están penetrando en las conciencias de algunos que se dicen ucevistas, así ocupen posiciones de importancia dentro de nuestra universidad. A esos son los que en realidad debe ahora vencer la Casa que Vence las Sombras con la Cátedra Pío Tamayo al frente, al ser esta una parte muy importante de esa Casa. No duden nunca que Pío Tamayo, como héroe insigne de su tiempo, vencerá de nuevo las sombras…

Caracas, 22 de julio de 2014

Blog: http://ticsddhh.blogspot.com/

Email: luismanuel.aguana@gmail.com

Twitter:@laguana