• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Marianella Salazar

Patadas de ahogado

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Gobierno tiene sometido a vigilancia extrema, a través del DIM y el G-2 cubano, a todo el Alto Mando Militar y al generalato, incluidos los fieles al Presidente de la República. El seguimiento se extremó después de que el candidato presidencial Henrique Capriles Radonski anunció haber escogido al próximo ministro de la Defensa y que es un general activo.

A cuatro días de las elecciones no hay tiempo para intensificar la cacería de brujas dentro de la institución. Lo hemos venido escribiendo, Chávez no cuenta con la Fuerza Armada, sino con el grupo de los llamados narcogenerales. La FA no es chavista, conoce los planes de Chávez para convertirla en su ejército personal, tipo Cuba, Siria y la Libia de Gadafi. Lo primero que hará Chávez es sacar a todo ese AMM, de donde saldrá el ministro de la Defensa del gobierno de Capriles.

Todos los comandos estratégicos de la FA están infiltrados por los grupos demócratas que respaldarán al CNE cuando se anuncien los resultados. Algunos altos oficiales, leales al Gobierno, en posiciones claves durante la jornada electoral, confirmaron a los institucionales que no cumplirán órdenes para desconocer resultados ni protegerán a grupos radicales que pretendan crear un caos. La reacción de la FA no será favorable a Chávez en ninguno de los dos escenarios que han contemplando en Cuba.

Fuentes de inteligencia revelan que hace más de una semana, el presidente llegó en horas de la noche a La Habana, acompañado de su hija y su yerno, para reunirse con el presidente Raúl Castro y planificar las estrategias a tomar, en caso de perder las elecciones:

1) Si el margen a favor de Capriles es muy grande se proponen no dar los resultados oficiales de inmediato para preparar la milicia y los grupos armados y provocar un caos.

2) Llevar los resultados a márgenes muy estrechos para maniobrar a favor de Chávez, como sucedió en 1994 en República Dominicana, en unas elecciones muy cerradas, marcadas por fuertes irregularidades y fraude, que mantuvo en el poder a Joaquín Balaguer a través de una decisión del Tribunal Electoral para desconocer el triunfo del candidato del PRD, Francisco Peña Gómez. Ese acuerdo lo manejó un viejo y poderoso abogado dominicano, Marino Vinicio Castillo, que siempre estuvo al servicio de las peores causas, entre ellas, despojar a varios senadores del PRD y evitar la mayoría en el Senado para no someter a la justicia a muchos culpables de crímenes y delitos durante los doce años de Balaguer. Marino Vinicio Castillo –Vincho– es asesor del actual gobierno dominicano y fue contactado en Santo Domingo para estudiar esa salida en Venezuela y trancar el juego.

Tic tac

Se voltea la tortilla. Un dossier sobre los recursos que reciben las FARC será entregado a Capriles Radonski. Allí señalan que Iván Márquez, miembro del secretariado de las FARC, maneja un fondo proveniente de una cuota del narcotráfico y otra de petróleo refinado que recibe de Pdvsa para venderlo en el mercado negro y dar apoyo financiero a distintos grupos subversivos. Márquez junto con su grupo –bien vestidos y con apariencia saludable– viajan en un avión Falcon de Pdvsa. Las conversaciones de paz con las FARC, que se realizarían en Oslo el próximo lunes 8, fueron pospuestas una semana por las elecciones en Venezuela. Las FARC recibirán un duro golpe si los resultados son contrarios al “dueño del circo”.

“Te lo dije”. En el encuentro Chávez-Raúl, los mandatarios criticaron al presidente Santos por recibir a Capriles y dejar la gorra detrás de su escritorio y así mandar un guiño al candidato opositor. Chávez calificó a Santos de traidor y Raúl lo reafirmaba contestando: “Yo te lo decía, yo te lo decía”…tic tac.