• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Xariell Sarabia

Pasaron por la ventana y no fue para darnos serenatas

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde la ventana de mi casa observo junto a mi esposa una imagen amenazadora que nunca antes vi. Cerca de cuarenta motos (con parrillero verde incluido) de la Guardia Nacional Bolivariana armados para la guerra, y unas seis tanquetas. Un desfile pausado, que no incluía silencio, los gritos de manifestantes que gritaban de terror no lo permitían.

Si había música, estaba en mi recuerdo, lo primero que se me vino a la cabeza fue Chile en los setenta, fue la imagen de una película de Costa Gavras, de Miguel Littín. La música de protesta pues. Ha pasado tanto tiempo después de eso, después del picó, no las soné más, ni en CD, ni en la computadora. Ya la Bachelet es otra cosa. Para algunos amigos que compartían esas canciones conmigo, pareciera que las siguen escuchando pero desde lo formal de la música, Víctor Jara es su ídolo, ¿pero a quién, o a qué cantarle lo ocurrido aquella noche, casi de madrugada en El Marqués? ¿Qué panfleto se planta para hacer sonar el pasado jueves aterrador de Los Ruices?

La incansable Gabriela Montero hunde las manos en el piano en protesta internacional, una voz instrumental con ahínco, no hay palabras cuando toca que digan nada, las cosas suenan con ira, esperanza.

Jóvenes músicos que se reúnen con el mote cibernético de Músicos en la Calle, Félix Allueva y otros más cantan en la calle, en los comercios, en el Metro, ¿protestan como Alí Primera?

La gente de teatro toma plazas para hacer sus obras, ¡teatro de calle! Como antaño, teatro para la lucha. ¿qué cosa, no?

A Teodoro Petkoff lo quieren callar, poner preso ¿será la Digepol? No lo hagan, no lo callarán, es más, seguro se les escapará.

Algo que me gusta decir: los peloteros grandeligas que se toman fotos, ¿protestan como Roberto Clemente, cuando el boricua lo hacía en el propio Estados Unidos contra el racismo?

No son los sesenta, ni los setenta del ya visto siglo XX, es desde la ventana de mi casa donde solo veo un desfile que juré no verlo nunca, ni siquiera los de Los Próceres por televisión, y eso que aún no hay dictadura, que para nada es Chile, pero las canciones están allí para que otros amigos las desempolven y comparen, las vuelvan a escuchar y que piensen que aún no han tomado el cielo por asalto, y que los jefes de algunos de ellos están disparando, aterrorizando y torturando estudiantes. ¿Será que Laureano Márquez tiene razón cuando dice: “Todos aquellos que justifican la brutal represión argumentando que antes también la hubo, demuestran su mínima estatura moral?".

¡Ah, se me olvidaba lo más importante!: la pobreza, no hay comida, cuando hay es cara, no hay luz ¡y la inflación! Hay más muertos en estos primeros meses del año por causa de la inseguridad que en el mismo período del año pasado.

Pienso en la coherencia de Soledad Bravo, a quien le gustan los estudiantes como a Violeta Parra.

Pasaron por la ventana y no fue para darnos serenatas.