• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

José Rafael Avendaño Timaury

PICARDIAS

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

   Los hechos fueron debidamente estimados. No se requería para ello ser profeta; politólogo, sociólogo o “manager de tribuna”. El descontento popular se manifestó constitucionalmente de manera abrumadora. La precisión exacta de los datos; con el reconocimiento oficial de los resultados era lo que estaba en razonable duda. La MUD fue el “mínimo común denominador” y este innegable triunfo no se convertirá en “sal y agua” a no ser que la presumible sapiencia alternada con análisis políticos certeros, alejados de intereses subalternos de todo tipo, priven en las horas cruciales cercanas. De tal modo que en sus manos está la responsabilidad mayor en la conducción de la estrategia y táctica política adecuada para lo que viene en enero.

   En la madrugada del luminoso lunes –como la mayoría- vi y escuche las palabras del presidente de la república. Con el rostro descompuesto; como un zombi, con voz apocada y sin sindéresis, hizo una alocución trastornada por la cruda realidad. Como un sindicalista de tercera –“no se le pueden pedir peras al olmo”- cometió dislates, con falta de juicio y tino político apropiado para la ocasión. ¡Es el problema de los que carecen de formación y liderazgo cierto! Esa patética circunstancia de debilidad mental ratificó que “era mucho camisón pa´ Petra”.

   A pocos días de la elección parlamentaria comienzan a manifestarse señales, predecibles y preocupantes por parte del gobierno nacional. El presidente bipolar anuncia que “no aceptará una Ley de Amnistía”. Piensa, parodiando a Luis XIV, que el Estado es él. Veremos, en consecuencia, el conflicto de poderes inminente en enero. (Suponiendo que los nuevos diputados trabajarán en diciembre elaborando el proyecto respectivo) Sabemos que el TSJ es la instancia legal para dilucidar, de acuerdo a lo constitucional y jurídico, ese tipo de controversias. Dudo entonces que el TSJ y su Sala Constitucional –por todas las razones conocidas- emitan una sentencia ajustada a la Constitución Nacional. Es decir, pretenderá que la AN sea un simple adorno y que sus decisiones tendrán que pasar por el torticero filtro de la Sala Constitucional del TSJ. Este es el burdo libreto elaborado por el gobierno desde hace dos décadas. Solicitó, así mismo, la renuncia al gabinete. Lo lógico y político sería que la renuncia fuese de todo el poder ejecutivo; ¡incluyendo al presidente!

El otro orate, (¿comerá de aquello?) el defenestrado de la presidencia de la AN; anuncia, como si se dirigiera a un pelotón (es lo máximo que ha comandado en su brevísima carrera militar) que antes de finalizar el mes procederán a elegir los magistrados faltantes, constreñidos a renunciar, del más alto tribunal. Mayor desacierto es difícil de imaginar. Como carece, al igual delotro presidente, de preparación adecuada en lo intelectual y político;seguramente hará lo anunciado. O sea, que tendremos alrededor de treinta magistrados dispuestos a avalar todos los futuros desaguisados gubernamentales. Ya la jueza Barreiros degustó el bíblico “plato de lentejas”

…La historia universal nos ha enseñado que a los militares victoriosos, luego de cruentas campañas, se les beneficiaba con determinadas prebendas o “botín de guerra”. En nuestro escarnecido país esta banda de facinerosos, sin tener ningún mérito guerrero conocido, disponen de latotalidad de los bienes públicos; como lo hizo (1908-1935) el milico mayor de la Venezuela del siglo XX. Los dos presidentes (el alto y el bajo de estaturas, ambos ignaros) anuncian que les donarán los bienes de la chucuta televisora de la Asamblea Nacional a los trabajadores para que formen una cooperativa. Así mismo se les otorga una estabilidad laboral, de acuerdo a los poderes especiales que aún detenta, a los periodistas y demás trabajadores hasta 2019… ¡Jamás se ha visto un desprecio de tal magnitud a la consciencia jurídica en Venezuela! Solo falta que den a La Casona en comodato; o en una Fundación a la parentela del muerto. Así mismo, el ahora cementerio, (otrora recinto de conspiraciones) con el mausoleo más grande del mundo para un solo muerto; acaba de ser desafectado del patrimonio nacional. Me temo que estas y otras locuras de similar o peor signo continuarán en lo que resta del mes.

…Si a partir del 5 de enero de 2016 a la MUD le tiembla el pulso para enfrentar debidamente a estos “atropellos constitucionales” en pleno desarrollo, auguro un destino oscuro para el país. Si no están a la altura de las circunstancias –todas también predecibles y algunas ya cumplidas- seguramente los acontecimientos los desbordarán; como tendría que ser, a esa dirigencia. Permitir que el triunfo cívico del 6 de diciembre sea adormecido será el peor crimen a la consciencia republicana y democrática del país y un error político cuyas consecuencias pagaremos todos los que aspiramos que Venezuela retome el camino de la civilidad y de real democracia.

   Mientras tanto les concedo el beneficio de la duda y les brindo mi apoyo. Les recuerdo que tienen, además de la mayoría calificada en la AN, el soporte mayoritario del pueblo. Ante cualquier desconocimiento, tácito o expreso, de la voluntad popular expresada en los comicios, la respuesta no debe ser producto de conciliábulos complacientes. La réplica debe ser dada en la calle con el llamamiento constitucional a la Fuerza Armada Nacional para que la Carta Magna no sea violentada nuevamente. Los militares dignos sabrán confrontar debidamente a los milicos y civiles que son reacios a entender que su ciclo histórico ha concluido.

   No debemos permitir que la incipiente unión cívica militar (FAN y pueblo) sea burlada por lumpen y milicos. Nuevamente la vieja consigna: “!Vergüenza contra dinero!” se impuso. No valieron de nada las canonjías ofrecidas; las ofertas engañosas; la grosera e impúdica campaña electoral mediática para amedrentar a las clases desposeídas. Todas estas artimañas se estrellaron contra la voluntad incorruptible de un pueblo que se cansó de padecer del hambre de comida y de justicia; del malestar social y de la corrupción imperante. El Tribunal Supremo de Justicia; el CNE; La Fiscalía General de la República; La Contraloría; El Defensor del Pueblo y ahora la Defensora Pública; todos son ilegítimos pues fueron electos violentando la legalidad y la normativa constitucional. Estos espurios no podrán sustraer el mandato popular manifestado. Si así fuere, (el intento) existen “350 razones sólidas para confrontarlos”. El problema económico del país es grave. Este peligroso inconveniente y sus soluciones no tienen prioridad sobre los problemas políticos y sociales. Conforman una tríada indisoluble interconectada; como de vasos comunicantes. A menos que algunos ilusos piensen que el poder legislativo pueda asumir atribuciones del poder ejecutivo y judicial; tal como lo ha realizado, “por ahora”, el gobierno con la Asamblea Nacional y demás poderes públicos de rango constitucional. Si se cae en distracciones y en falsas espectativas, estos pañitos calientes propiciaran un dañino aletargamiento que postergará lo ineludible.

   Vamos a prepararnos a celebrar en sana paz y con regocijo la navidad. El niño Jesús adelanto el 6 de diciembre el regalo más preciado: el despeje del camino constitucional para el cambio. Esa vía hay que transitarla con valor, seguridad y destreza. Pero este espíritu navideño, de paz y armonía, debe estar acompañado de una alerta permanente e irrenunciable –como la del capitán velando sus armas en las novelas de caballería- para estar prestos a defender como hombres lo que nos pretenden arrebatar a la brava.

cheye@cantv.net

@CheyeJR

https://jravendanotimaurycheye.wordpress.com