• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Froilán Fernández

Oteando el futuro

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mientras Facebook se encamina hacia los 2.000 millones de seguidores, esta red social no se duerme en sus laureles. No sólo ha adquirido a Instagram ($1 millardo) y Whatsapp ($19 millardos) para afianzarse más en los entornos sociales, sino que apuesta fuerte a las tecnologías emergentes, especialmente por las adquisiciones realizadas en inteligencia artificial, realidad virtual y streaming de video.

En la conferencia anual de Facebook para desarrolladores que se celebró la semana pasada en San Francisco, su CEO, Mark Zuckerberg, reveló los planes de la red social para los próximos diez años, que abarcan desde el desarrollo de nuevos algoritmos de IA para la red social hasta la retransmisión en directo de vídeo tridimensional en 360 grados, además de impulsar la conexión universal para los 4.000 millones de personas que aún no tienen acceso a la red.

Respecto al streaming de video, que Facebook ha venido desplegando en varios mercados durante el último año, Zuckerberg dice que trabajarán con dispositivos especiales diseñados para desplegar video en Facebook. El fabricante de drones DJI será unos de los primeros en utilizar este enfoque. Oprima un botón, y su drone y su video en tiempo real comenzará a desplegarse en Facebook.

Otro de los anuncios fue el de una cámara para producir contenido para realidad virtual. No olvidemos que Facebook compró la compañía Occulus, una de las más avanzadas en este campo. La cámara Facebook Surround 360 tiene más de 16 sensores y lentes para producir experiencias inmersivas. La experiencia con un casco de realidad virtual la experiencia es casi igual a estar presente en el sitio de “captura de la realidad”.

Entre bits y bytes

Despiertan los bots

Messenger y Whatsapp procesan unos 700.000 por segundo, lo cual triplica lo que llegó a ser el tráfico de SMS en su apogeo de hace casi una década.

La compañía -que ya anunció que abriría Messenger a las empresas, creando así un canal de comunicación con los consumidores- se propone ahora una estrategia de conversaciones con los clientes, atendidas por robots de software (bots), para apoyar la atención al cliente o el comercio electrónico.

Ya Microsoft y otros han explorado el uso de estos chatbots o asistentes digitales, capaces de chatear y que “dominan” el lenguaje natural.