• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Pedro Llorens

Operación Daiquirí diseñada en Cuba

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El par de atorrantes que dejó Corazón de Mi Patria cuidando sus dominios no entendió las instrucciones que les fueron dadas en reunión del Consejo de Ministros transmitida desde Miraflores por cadena de radio y televisión (¿para que quedara claro ante el mundo?)… y tampoco entiende la Constitución, que podría permitir que uno de ellos se hiciera con el poder de arriba, del tope, donde sólo se deja espacio para el sombrero y el cielo (“Qué triste agonía tener que olvidarte queriéndote así”*), pero también pudiera jugar una mala pasada y dejar fuera a ambos (“…Qué suerte la mía después de una pena volver a sufrir”**).

Todo lo que han venido diciendo sobre la recuperación a velocidad de tren bala de nuestro hombre en La Habana (allá lo consideran su hombre en Caracas, a juzgar por los lamentos que registró Albinson Linares, para Últimas Noticias: “Si ese hombre se muere volveremos a los años noventa sin comida, agua ni luz”) ha sido desmentido por ellos mismos… que lo agravan o lo restablecen según avancen o retrocedan los planes (más bien marramucias) que se traman, urden, maquinan en Cuba… “¡Preferible es que se hunda –como la leyenda de la Atlántida—nuestra querida y hermosa isla en el mar, antes de que aquí vuelva a predominar el capitalismo corruptor!”, advirtió Raúl Castro en la reunión del Consejo de Estado que convalidó la condena a muerte contra el general de división Arnaldo Ochoa y otros oficiales en el caso de la conexión cubana, por faltas a la moral socialista (1989).

Lo que pueda recomendar un gobierno cuyo máximo líder permanece secuestrado, fuera de figuración, desde hace años, mientras periódicamente se le atribuyen declaraciones, escritos, recomendaciones sobre el acontecer político, indica el tamaño de la farsa que es capaz de montar antes de que se hunda su “querida y hermosa isla en el mar”… y, por lo tanto, no es extraño que el vicepresidente ungido de boquilla haya leído en la base aérea de Anzoátegui un mensaje de salutación navideña a las FANB escrito de puño y letra por un Presidente (aún en ejercicio: “¡Delego pero no entrego!”) en reposo absoluto y con frecuentes recaídas.

La pareja a cargo de la soberanía, la identidad, la patria y su corazón, viajaron a Cuba antes de decidir qué hacer en los próximos días para que se cumpla o incumpla la Constitución, de acuerdo con lo establecido en la “Operación Daiquirí”, tramada, urdida, maquinada en Cuba.

 

* y ** La música y las letras de José Alfredo Jiménez sirven para todas las alegrías y todas las penas