• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Adolfo P. Salgueiro

Nicolás: ¿donde estuviste el domingo pasado?

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La ausencia inexplicada  del Jefe del Estado  en las celebraciones relacionadas con el nacimiento de Bolívar y la batalla naval del Lago de Maracaibo ha dado y sigue dando lugar para la especulación.

Si alguna fecha es emblemática para la venezolanidad y mucho más aún para el pasticho ideológico/político del “bolivarianismo” es justamente el 24 de julio.  Precisamente por ello es que la ausencia presidencial desata rumores.  Es algo así como ocurría en su época con  la conmemoración anual de la “Revolución de Octubre” en la Plaza Roja de Moscú cuando la presencia o no de los líderes comunistas tanto como su ubicación en el palco más lejos o cerca del “camarada Stalin” o de sus sucesores marcaba –con bastante acierto– la magnitud creciente o decreciente del fulgor de la estrella de cada uno confirmándolo en el Presidium del Partido Comunista o empujándolo hacia la “purga” que para entonces no requería de mucho proceso  ni demás garantías de la justicia burguesa.

Este columnista confiesa que  sobre el particular no tiene ninguna explicación de “buena fuente”  igual como tampoco el gobierno ha dado alguna por lo que no hay  otra forma de explicar la ausencia de Maduro y de los principales próceres revolucionarios  que no sea el análisis de los posibles escenarios.

La primera explicación sugiere que la jugada de concentrar en el general Padrino López todo el poder no fue una maniobra de Nicolás sino más bien una situación que alguna fracción (habría que ver cuál) le impuso al presidente. En este escenario la ausencia en los actos protocolares no solo del Jefe del Estado sino también de sus  más emblemáticos ministros y comisarios políticos pudiera interpretarse como un acto de protesta en el que una fracción quiere poner en evidencia su desagrado. De ser este el caso estaríamos en la presencia ya evidente de una profunda grieta en los factores de poder.

Otra posibilidad  totalmente distinta es que la dupla Maduro/Padrino hayan convenido que ante las nuevas realidades del reparto del poder el Presidente –con o sin anuencia del general– haya  querido dejar constancia pública de quien es el que hoy día manda de verdad.

Una tercera interpretación pudiera ser que Maduro, desprendido ya del poder real aunque no de la parafernalia formal, haya querido dar la señal  que de ahora en adelante a quien ha de hacerse responsable del éxito o fracaso de la militarización del gobierno es el cuatrisoleado militar con las consecuencias a futuro que ello conlleva.

Por fin otra interpretación tan sencilla como insólita pudiera ser que el señor Maduro hubiese estado con diarrea (física o política) que  le aconsejara permanecer en cama o en casa con la Primera Combatiente, revisando el  feo expediente de los “narcosobrinos” que encierra la posibilidad de causar dolores de cabeza a la pareja presidencial, u  observando los actos por televisión o que –como se murmura- hubiese aprovechado la ocasión para hacer una más de sus escapaditas a La Habana para “consultar” con papá Raúl.

Lo cierto y concreto es que la falta de transparencia en esta particular oportunidad sin duda se presta para la especulación, tanto más si tomamos en cuenta que no pasa día de semana o feriado en que el “presidente obrero” deje de convocar a una cadena de radio y televisión para anunciar desde la Misión Nevado (protección de mascotas abandonadas), o el acto de apoyo que le brindan los trabajadores del sindicato de gallineros verticales o el rechazo al “genocidio” supuestamente practicado por Israel en el marco de una pacífica manifestación de extremistas equipados con chalecos explosivos . Y por el natalicio de Bolívar desapareces Nicolás?

Entendemos que las líneas anteriores lejos de ofrecer explicaciones lo que hacen es incrementar la incertidumbre. Pues bien: no es esa la marca registrada de este régimen desde que el Comandante Eterno puso en marcha el plan económico a la voz de “exprópiese” o cuando decretó la muerte por inanición de PDVSA despidiendo su alta gerencia al son de un pito?

Y de paso una perlita más: Nicolás, porque no fuiste a la toma de posesión de PPK en Perú el pasado jueves? Te dio culillo que te fueran a hacer “fo” los que hasta hace poco eran tus amigos, clientes o beneficiados? “Sic transit gloria mundi”* expresó Tomas de Kempis en su famoso libro “Imitación de Cristo” cuando en el siglo XV reflexionaba acerca de lo pasajeros que son el poder y  la gloria. Seguramente que  antaño al volante de tu Metrobus no se te presentaban estos dilemas. Has debido quedarte allí para bien tuyo y de Venezuela.

 

*Cuan efímera es la gloria de este mundo