• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Hannia Gómez

Naturalmente, patrimonio

autro image
Manglares arrasados en el Parque Nacional Laguna de La Restinga | Foto: Agosto de 2014/Tomada de @ecocidiono

Manglares arrasados en el Parque Nacional Laguna de La Restinga | Foto: Agosto de 2014/Tomada de @ecocidiono

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1. El gendarme necesario

Nada más natural que entender como bien patrimonial al ambiente. Una ciudad es una sola con su lugar y su paisaje natural, el otro gran dato que junto al urbanismo genera la forma urbana. Caracas, por ejemplo, sin su valle, su costa y su Parque Nacional el Ávila no sería nuestra bella Caracas.

 

Cuando en 2005 hicimos para el Instituto del Patrimonio Cultural el Preinventario Moderno de Caracas, lo llamamos "Arquitectónico, Urbano y Ambiental". E incluimos al río, a las quebradas que bajan de la montaña, a las lagunas y a los pozos, a los bosques y a los palmares, al paisaje rocoso de nuestra costa brava, a los árboles centenarios y al panorama de la cordillera en ambos flancos como patrimonio de la ciudad junto con la arquitectura y el urbanismo.

 

Sin embargo, la experiencia nos enseña que aunque que todos estos elementos del paisaje hayan sido designados como patrimonio, sus declaratorias no son nada cuando nadie vela por ellas. Las fuerzas destructoras implícitas en la sociedad empujan mucho en sentido contrario, y están allí, siempre listas para desconocer las protecciones y destruir nuestros bienes para siempre. Casi nunca pueden los ciudadanos tener éxito sin el respaldo de los organismos oficiales, o mejor dicho, solo empeños monumentales de activismo pueden hacer las veces de los necesarios gendarmes.          

Tanto el ambiente como el patrimonio son responsabilidad irrenunciable del estado. Por esto, vimos con inmensa preocupación como el martes pasado el gobierno tomó la decisión de acabar con el Ministerio del Ambiente, el cual era una verdadera conquista de los venezolanos. Desde 1937, cuando naciera el primer parque nacional en Venezuela, una lucha (impulsada por una creciente red de ONG ambientalistas), logró construir toda una cultura y una conciencia ambiental en el país, reconocida en la creación de una autoridad exclusiva para velar por nuestros parques nacionales, nuestros parajes naturales y nuestros ecosistemas: el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, últimamente @MPPAmbiente.

La desaparición de este ministerio es absurda, inexplicable y, sobre todo, antihistórica. ¿Cómo puede ocurrir esto en estos tiempos, cuando la sustentabilidad y la respuesta al Cambio Climático son más imperiosas que nunca? Cómo puede estar supeditado, jamás, el ambiente al hábitat, cuando debe ser al contrario? Nuestras ciudades tienen que respetar el ambiente, no al revés. Nada de borrosa fusión “ecosocialista” con el Ministerio del Hábitat. La tutela del paisaje es un asunto complejo e imprescindible. ¡Horror! ¿Quién velará por el derecho que tenemos todos los venezolanos a un ambiente sano, derecho consagrado en la Constitución Nacional? ¿Quién hará cumplir los acuerdos, alianzas y convenios internacionales en materia ambiental que ha firmado Venezuela? ¿Quién protegerá nuestros paisajes naturales patrimoniales de los depredadores de oficio?

Hace poco, cuando todavía no se había hecho el infausto anuncio, ya empezamos a ver imágenes de ambiciosos desarrollos que amenazan con minar nuestros más delicados, frágiles y preciosos ecosistemas y paisajes, así como denuncias de actos de destrucción, como el que ocurriera contra los humedales del Parque Nacional La Restinga. El gobierno no puede sino retractarse responsablemente de esta desafortunada decisión, contraria a los intereses ciudadanos, y revertirla ya.



2. El Túnel del Manglar

Este próximo sábado 20 y domingo 21 de septiembre, toda Europa está presta a celebrar las Jornadas Europeas del Patrimonio en su edición numero 30. El tema de este año reconoce la importancia patrimonial de los bienes culturales hechos por el hombre junto a la de los naturales, y pareciera estarle dedicado a los venezolanos de esta hora aciaga. Se titula: "Patrimonio Cultural-Patrimonio Natural".

Las jornadas 2014 desean "evocar los lazos que unen definitivamente al patrimonio en todas sus formas al ambiente que los define, los alberga o los sublima, sea este mineral, vegetal, urbano, litoral o campestre", aspirando a reconocer "una definición más amplia de la noción stricto sensu de objeto patrimonial, para abrirse a la de sitio o de paisaje cultural establecida por la Unesco en la Convención de 1972". Según esta definición, los patrimonios son mixtos, compuestos de las "obras del ser humano conjugadas con las de la naturaleza", y expresan "la larga e íntima relación de los pueblos con su ambiente".

Uniéndonos a tan preciosa celebración, quisiéramos postular aquí brevemente, como si de un ilusorio programa venezolano dentro de las prestigiosas Jornadas se tratase, al Túnel del Manglar, bella arquitectura vegetal que se encuentra definida, albergada y sublimada por el Parque Nacional Morrocoy, en el estado Falcón: patrimonio nacional inalienable de todos los venezolanos.