• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Pedro Llorens

Mandatario burlón

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nicolás Maduro tiene todo el poder que, en tres lustros el chavismo, le ha robado a la Constitución (reducida al librito, imposible de leer, que tanto muestra la cáfila gobernante)… y también “por ahora”, como dijo el Tribilín eterno, posee el apoyo militar necesario para gobernar a su antojo y mantener a raya a la oposición.

Pero sigue haciéndose la víctima de los pocos medios de comunicación (“tiranía mediática”) que no ha podido comprar o chantajear… y es capaz de justificar el asesinato del joven-niño Kluivert Roa, víctima de la resolución del ministro de la Defensa Padrino López, en lugar de fijar posición, de una vez por todas, y establecer que las armas de guerra no deben usarse para reprimir manifestaciones.

Maduro encarcela a todo el que menciona, escribe, propone un gobierno de transición (lo que considera un acto de conspiración, golpe, complot, cuando no es la primera vez que se pide en el país: José María Vargas y José Tadeo Monagas, entre otros, renunciaron y fueron sustituidos por vicepresidentes electos o quien designara el Congreso).    

Lo que no tiene Maduro es la gallardía del general Carlos Soublette (gobernó entre 1843 y 1847), quien decretó el fin de todas las causas judiciales en contra de los desterrados y demostró tolerancia e indulgencia con la oposición, de lo cual hay un ejemplo famoso: desautorizó a funcionarios que se escandalizaron porque en la obrita de teatro Excelentísimo Señor que montaba la compañía del catalán Josep Robreño, de visita por algunos meses en Caracas, el autor se permitía algunas burlas a costa del presidente… Soublette citó a Robreño a su despacho con el texto de su obra y … cuando tuvo al actor, escritor y productor de teatro sentado frente a frente le pidió que lo leyera, lo cual cumplió el invitado muerto de miedo…

Las crónicas de la época refieren que, al final de la lectura, Soublette dijo a Robreño: “Efectivamente veo que usted se ha pasado un poco, pero no está mal” y a los pasmados subalternos les advirtió: “¡Venezuela no se ha perdido, ni se perderá nunca, porque un ciudadano se burle del presidente, se perderá cuando el presidente se burle de los ciudadanos!”.

Y usted se está burlando de los ciudadanos, señor Maduro: 16 golpes y magnicidios denunciados en solo 2 años (en ninguna de las versiones puede admitirse que se non é vero e ben trovato, lo que al menos hubiera revelado imaginación e inteligencia, cualidades más escasas que el papel higiénico, los detergentes, la leche, el azúcar y el café en su gobierno).

pllorens@el-nacional.com