• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Freddy Lepage

Maduro, ¿ante un volcán en erupción?

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Maduro luce cada vez más a la defensiva, se le han juntado demasiados problemas y no sabe cómo manejarlos. Como señaló alguien, más que una otitis, que se cura con el adecuado tratamiento médico, lo que lo aqueja es una “laberintitis” crónica que tiende a empeorar a medida que transcurren estos turbulentos días. Para cualquier mortal hacer mercado se ha convertido en una pesadilla aterradora, no solamente por la escasez evidente y las interminables colas, sino también por el aumento desmedido de los precios que alcanzan, en un abrir y cerrar de ojos, niveles estratosféricos, catastróficos. La amalgamada crisis económica, política y social  se torna en un peligroso coctel inmanejable.

El deterioro político, la violación  flagrante y contumaz de los derechos humanos fundamentales, los cientos de detenidos por ejercer su derecho a la protesta y los  jóvenes en huelga de hambre, incluyendo, por supuesto a Leopoldo López que, por razones obvias, ha tenido una mayor cobertura mediática nacional y más allá de nuestras fronteras, generan un cuadro intolerable que ha llamado la atención del alto comisionado de la ONU para los derechos humanos y de la Unión Europea, amén de figuras internacionales de altísimo relieve que se suman al cese de la detenciones arbitrarias y al reclamo de la inmediata liberación de los presos políticos. A esto habría que agregarle el pésimo desempeño de Maduro al frente del gobierno, su baja sostenida de popularidad y el deterioro, la división y el desencanto dentro de las filas chavistas.

Vistas las cosas así, Maduro enfrenta una situación muy comprometida que lo obliga, a la calladita, a hacer concesiones para sobrevivir. El inefable Samper, secretario general de la Unasur, en un tweet destaca que ese organismo está preparado para la observación correspondiente de cara a las elecciones parlamentarias e insta, al propio tiempo, a que la OEA y la Unión Europea hagan lo propio. Esto, por supuesto, no es una iniciativa personal de este ciudadano.

De otra parte, luego de la partida de Felipe González, a monseñor Padrón le permiten visitar a Daniel Ceballos, que se hallaba en huelga de hambre, en una infame prisión de San Juan de los Morros, para luego ser trasladado al Sebin de Plaza Venezuela, con el desenlace conocido por todos. Otra “casualidad” que llama nuestra atención es la declaración del recién estrenado secretario general de la OEA, en el sentido de que, quizás recogiendo el guante lanzado por Samper, esa institución se dispone –si Maduro lo permite– a enviar también una misión de observación a las elecciones parlamentarias. Y, para no hacer el cuento muy largo, la “sorpresiva” reunión de la canciller Delcy Rodríguez, Diosdado Cabello y Tom Shannon (representante del gobierno de Estados Unidos). ¿De qué hablaron? ¿Qué se dijeron? ¿A qué acuerdos o aproximaciones llegaron? Maduro declara: “Abrimos un canal de comunicación con Estados Unidos”. El tiempo lo dirá...

De momento son demasiadas las conjeturas, los hechos “inconexos”, las “coincidencias”. Se están moviendo piezas en el diabólico y complicado ajedrez de la política, aunque este gobierno es impredecible: quizás reinventando a Lenin da un paso hacia atrás, para luego dar dos hacia delante, uno nunca sabe. ¡Ah!, Almagro también juró defender los derechos humanos y la democracia en el continente, al menos hay que darle el beneficio de la duda...

 

@Freddy_Lepage