• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Valentín Arenas Amigó

Maduro, renuncia o es revocado

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Después de estar tres largos años como presidente de Venezuela por herencia y haber tenido poco éxito en el desempeño del cargo, porque su experiencia es en el manejo de autobuses y no de un Estado, sucedió lo que tenía que suceder: fracasó en la conducción del gobierno, porque entre manejar un autobús a conducir un Estado hacia el bien común hay una enorme diferencia. Y no lo encargaron de dirigir un Estado estable sino en revolución “copia de la cubana”, cuyo fracaso era conocido por todos los países del mundo menos en la tierra de Bolívar. La falta de capacidad para ejercer ese difícil cargo continuó con mucho éxito la destrucción de Venezuela que inició el compatriota Hugo a quien Dios se lo llevó porque quiere mucho a este país.

La crisis terminal que enfrenta hoy Venezuela ha colocado a Nicolás en una alternativa final: o renuncia o le revocan el mandato recibido no en elecciones limpias sino por herencia. Sucedió lo que tenía que suceder, porque quien maneja autobuses no tiene la experiencia que se requiere para gobernar un país. No es lo mismo. El cargo le quedó muy grande y ahora todos sus conciudadanos estamos pagando las consecuencias de tenerlo al frente del colectivo Venezuela, que es un país y no un autobús. Pasó lo que tenía que pasar.

Salir de este desastre a través de la renuncia sería usar la puerta más difícil  para Venezuela y más digna para Nicolás, pues solo reconocer que no ha podido ejercer el cargo en beneficio de todos los venezolanos le abre la puerta para pasar a la historia como un ciudadano responsable que quiso a su patria más que el cargo que recibió en herencia.

Maduro, escucha, se necesitaban 195.000 firmas para solicitar el referéndum revocatorio, y la oposición recogió y 1.102.236, o sea, 5 veces más. Ahora vamos tras los 4 millones de firmas que se requieren, según la Constitución, que la voluntad popular bien pudiera duplicar.