• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Freddy Lepage

Madurismo en serios aprietos

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cada vez las elecciones parlamentarias están más cerca. El tiempo se torna un verdugo. Hasta el momento nada de lo que ha probado Maduro le ha salido bien a los efectos de revertir una tendencia que se empecina inexorablemente, esta vez de verdad, irreversible. Parece que esa palabrita tan usada y manoseada (no sin fruición) por la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, a la hora de entregar resultados, entre gallos y medianoche, se le devuelve como un terco búmeran. Maduro lo ha intentado todo, desde la manoseada y desacreditada “guerra económica” hasta el cierre de fronteras, estados de excepción, amenazas de toda calaña y pare usted de contar... Sin embargo, las cifras se empecinan en vaticinar un triunfo de los candidatos de la MUD.

En condiciones normales, casi que podríamos decir que el mandado está hecho; pan comido, pues. Pero no es así. Ya el empeño en negar la observación de la OEA y la Unión Europea tiene un tufo truculento. Lo que sí es cierto es que, si la gente sale a votar masivamente por un país distinto, les será muy difícil torcer la voluntad popular. También, a medida que el régimen pierde legitimidad democrática, mayor es la presión para una verdadera observación de organismos de probada solvencia técnica y compromiso acrisolado con la democracia, muy diferentes por cierto a los de la desprestigiada Unasur, que no garantiza imparcialidad alguna. Es llamativo el silencio de las rectoras del CNE, ante la solicitud interpuesta por la Comisión Internacional de la MUD, en el sentido de que se garantice una observación independiente, no comprometida.

La carrera para el oficialismo es  contrarreloj. Los pronósticos de los sondeos  son aterradores y la única salida que les queda es la de utilizar todo el peso de las instituciones del Estado para salvar lo que sea rescatable. Es decir, no salir tan mal parados. Pero son quienes tienen las riendas del poder, los responsables ante las filas chavistas, de haber acabado con el legado del comandante eterno de una manera tan penosa. Lo otro sería terminar de quitarse la careta y darle el palo a la lámpara, aunque no sé si, a estas alturas, hay el músculo necesario para eso, ante una comunidad mundial cada vez más pendiente del caso venezolano, por las incidencias que cualquier traspié acarrearía. Es loable el empeño de Brasil y llamativo el silencio estruendoso de otros “socios” de la revolución bolivariana.

De manera que, por más provocaciones y chantajes del gobierno, la respuesta tiene que ser más civismo democrático. Hasta gobiernos que se creían todopoderosos con el poder de las bayonetas han tenido que ceder ante las fuerzas impulsadas por mayorías, empeñadas en ser dueñas de su destino. La historia está llena de ejemplos y, en esta oportunidad, nuestra patria no es la excepción. Nunca la oposición estuvo mejor estructurada y mejor cohesionada. Se avecinan tiempos nuevos. Venezuela quiere cambio...

 

@Freddy_Lepage