• Caracas (Venezuela)

Opinión

Al instante

Nelson Rivera

Libros: Gabriel Lilceanu

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Era un crío de 21 años cuando publicó En las cimas de la desesperación. Había nacido en Rasinari, una antigua aldea de Transilvania, en abril de 1911. Forma parte de una pequeña familia, a la que califica de “torturada y angustiada”. A los 10 años Emil Cioran se marcha a Sibiu a estudiar bachillerato. En aquellos tiempos conoce a MirceaEliade, que será una magnética ficha entre sus entrañables recuerdos de infancia. Tiene 15 años cuando en un cuaderno se dedica a copiar citas de Diderot, Balzac, Lichtenberg, Flaubert, Schopenhauer, Nietzsche y otros. Leía con desafuero. Sufre de insomnio. La muerte ocupa un lugar central en sus pensamientos. Se gradúa como Licenciado en Filosofía (magna cum laude). De inmediato comienza un doctorado en Psicología.

La publicación de En las cimas de la desesperación cristaliza su rompimiento con la filosofía de sistema. “En aquél período me di cuenta de que la filosofía no tenía nada que decir a los hombres que se debatían en dificultades”. Durante un año ejerce como profesor de filosofía en un liceo. Sus colegas le llaman “el demente”. Muy temprano (1933) vislumbra el peligro que el nacionalsocialismo, pero un poco más tarde se siente atraído por el extremismo de Lenin y Hitler. En 1935 cifra sus esperanzas en que la Guardia de Hierro, el movimiento fascista rumano, sacará a su país del marasmo. Ese entusiasmo no será duradero. Una beca le permite instalarse en París en 1937. Entonces no lo sabe: en adelante Francia se convertirá en su país, y la francesa, en su lengua.

E. M. Cioran. Itinerarios de una vida(Ediciones del subsuelo, España, 2014) no es exactamente una biografía. Su autor, el filósofo y narrador rumano Gabriel Lilceanu, incluyó un perfil, más de un centenar de fotografías, la transcripción del último encuentro filmado que Cioran dio al propio Lilceanu en junio de 1990, y, al cierre, una breve entrevista a quien por más de cincuenta años fue la compañera del pensador: Simone Boué.Cioran moriría en 1995, luego de padecer por cinco años el Mal de Alzhéimer.

La nuez de este relato de vida se localiza en el rompimiento de Cioran con su lengua madre, decisión que tomó en 1947. En una lucha de admirables resultados, Breviario de podredumbre es escrita y publicada en francés. Su recepción fue unánime: entonces se elogió, tanto la aparición del pensador del pesimismocomo la belleza de su prosa. Maurice Nadeau, escribía entonces en Combat: “Helo aquí al que esperábamos, al profeta de los tiempos concentracionarios y del suicidio colectivo, cuya venida preparaban todos los filósofos de la nada y del absurdo, al auténtico portador de la mala noticia. Démosle la bienvenida y mirémoslo más de cerca: él será el testigo de nuestra época”.